“Todos quieren ir a los mismos lugares”

El auge de los mercados asiáticos, las redes sociales y el comportamiento típico de los turistas: según Jürg Stettler, investigador de turismo de Lucerna, éstas son las principales causas del turismo de masas.

Datos personales: Jürg Stettler es docente en la Escuela Superior de Lucerna, donde dirige el Instituto de Economía Turística.

Panorama Suizo: Señor Jürg Stettler, ¿existe “sobreturismo” en Suiza”?

Jürg Stettler: En algunos lugares sí existe una tendencia similar a la que se observa en los muy sonados casos de Venecia, Barcelona y Ámsterdam, aunque todavía no en la misma medida. Pero no existe un valor umbral objetivo. Podemos medir indicadores, como el número de turistas en relación con la población. Pero determinar cuándo se alcanza el límite del “sobreturismo” es una cuestión subjetiva, que depende de la perspectiva que se adopte. “Esta ya no es mi ciudad”, afirman los habitantes de Lucerna e Interlaken, mientras que los dueños de las tiendas de souvenirs se alegran de esta afluencia de turistas.

Gentío, falta de viviendas, tiendas de souvenirs en todas partes: ¿no se puede definir el “sobreturismo” por sus consecuencias?

Sí, éstos son algunos criterios; pero estos criterios también se perciben de diferente manera. Y en las ciudades tampoco existe un problema de “sobreturismo” generalizado. Estuve el año pasado en Venecia, en una conferencia. “¿Venecia en temporada alta? ¡Qué horror!”, pensé por lo que había oído en los medios de comunicación. Y en efecto algunos lugares estaban abarrotados a ciertas horas; pero me sorprendió encontrar lugares muy tranquilos a dos pasos del bullicio.

¿Exageran los medios de comunicación con el “sobreturismo”?

No; pero a menudo simplifican el debate y no se basan en los hechos. Faltan datos para emitir un juicio válido. No quiero restarle importancia al fenómeno, sino tan sólo apreciarlo desde una perspectiva más amplia.

¿Cuáles son las causas del turismo de masas?

En primer lugar, los crecientes flujos de turistas a nivel global. En los grandes mercados, como China e India, cada vez más gente puede viajar. A esto se suma que todos quieren ir a los mismos lugares. Esto no es nada excepcional: los suizos hacemos lo mismo; pero la cantidad puede crear problemas. Otra causa son las redes sociales. Los turistas publican sus fotos en Instagram, comparten listas de sitios que “no hay que perderse”: esto hace que más gente viaje a estos lugares.

Cobrar por las entradas, encarecer los aparcamientos, desviar los flujos de turistas, restringir Airbnb: ¿qué medidas son efectivas?

Muchas medidas no son factibles en las ciudades históricas, o su efecto es limitado. Cada destino debe decidir más bien qué tipo de turismo desea recibir. Deben involucrarse todas las partes interesadas, para que exista una acción coordinada. El director de turismo de Lucerna puede seguir apostando por el turismo de alta calidad, pero si un tren de montaña o una tienda de relojes negocia contratos favorables con operadores turísticos chinos, no habrá grandes cambios. No es fácil gestionar los grupos de interés, pero no veo otra alternativa. De lo contrario, surgirá una oposición al turismo, por parte de la población, por parte de los políticos. Y entonces se tomarán medidas drásticas, como la prohibición de Airbnb.

¿Qué destinos no abarrotados recomienda usted a los suizos en el extranjero que deseen pasar sus vacaciones en Suiza?

En todos aquellos lugares a los que sólo se puede acceder a pie o en bicicleta existe una gran probabilidad de descubrir lugares preciosos, totalmente desiertos a ciertas horas. Un ejemplo es Fräkmüntegg en el Pilatus, entre los cantones de Lucerna y Nidwalden. Quienes suban allí antes de la puesta del sol encontrarán tranquilidad y bellas vistas. ¡Pero, por favor, no publiquen ninguna foto en Instagram!

Leer más:  Afluencia masiva de turistas en lagos y montañas

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch