Recorriendo Suiza en 48 horas

Quienes hayan visitado Suiza este año lo habrán notado: la afluencia en los principales destinos turísticos supera todo lo que se ha visto hasta ahora. Lucerna, por ejemplo, tiene que enfrentar el desafío de recibir a grupos de varios miles de turistas. Interlaken también ha llegado a su límite. Ciertos días, los trenes de montaña van tan llenos que se parecen al metro de alguna gran urbe a la hora pico.

El artículo “Tema clave” de la presente edición de Panorama lo confirma: Suiza está viviendo en carne propia un exceso de turismo. Los habitantes de las ciudades más bonitas del país están experimentando lo que se siente cuando uno queda relegado a segundo plano, obligado a vivir entre bastidores, a la sombra de un agitado mundo paralelo lleno de turistas. Uno de los motivos de esta tendencia es la prisa. Cuando los cada vez más numerosos grupos de turistas del Lejano Oriente pueden darse el lujo de visitar “Europa en cinco días”, dedican como máximo 48 horas a visitar Zúrich-Lucerna-Berna-Interlaken-Jungfraujoch-Ginebra y a conocer la vida cotidiana local.

Este ritmo desenfrenado incrementa la presión sobre los principales sitios turísticos. Cada vez más gente va a los mismos lugares para hacer lo mismo y tomarse las mismas fotos: quien no haya visitado las Cataratas del Rin, el impresionante Puente de la capilla de Lucerna y el famoso Jungfraujoch no tendrá de qué presumir de vuelta a casa. Los expertos denominan este comportamiento “Signalling”.

Esta observación no constituye un juicio moral. Después de todo, los suizos también recorren el mundo bajo el mismo esquema: desde la Torre Eiffel hasta el Taj Mahal, la Estatua de la Libertad o el Uluru, lo conocido ofrece confirmación y orientación. Apartarse del camino trillado exige más. La experiencia de lo desconocido es más difícil de compartir. Viajar sin coleccionar “trofeos” es algo que aún debemos aprender.

Como quiera que sea, al margen de los sitios más concurridos nuestra pequeña Suiza ofrece miles de lugares apacibles. Yo lo comprobé hace poco: hice la mochila y recorrí los Prealpes a pie durante algunos días, durmiendo en una tienda de campaña delante de granjas y mojando los cansados pies en el río. En ninguna parte observé un exceso de turismo.

Para concluir cambiemos de tema y hablemos de las elecciones que se avecinan. Esta vez, los partidos políticos hacen todo lo posible para conquistar a la “Quinta Suiza”. Al mismo tiempo, los derechos políticos de los suizos en el extranjero se encuentran bajo presión. En este contexto, hemos tomado el pulso a los partidos: las respuestas que dieron a nuestras preguntas brindan perspectivas sumamente interesantes.

Marc Lettau, Redactor Jefe

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch