Se desmorona la prensa de la Suiza romanda

Desaparición de periódicos, despidos de personal, fusión de redacciones: la prensa de la Suiza romanda pasa por malos momentos. Si bien se están poniendo en marcha algunas iniciativas, peligra el papel unificador de los periódicos, estima un analista de los medios de comunicación.

La desaparición del célebre periódico suscitó un clamor de protesta en la Suiza francófona. Pero esto quizá no baste para evitar que sigan desapareciendo más periódicos. Fotografía Keystone

“Si esto continúa así, pronto habrá más periodistas en paro que periodistas que hablen de reestructuraciones”. Así se expresaba a finales de 2017 el Alcalde de Ginebra, Sami Kanaan, durante una sesión del Concejo Municipal. La Suiza francófona ya no reúne a suficientes lectores ni los fondos necesarios para sustentar sus numerosas publicaciones.

En verano de 2018, la desaparición del diario Le Matin dejaba a 41 personas en la calle. Un año antes le había precedido la desaparición de L’Hebdo. La década de los noventa ya había sido testigo del cierre de dos publicaciones históricas: La Suisse y el Journal de Genève, y más adelante, Le Nouveau Quotidien. La mayoría de los periódicos afronta dificultades, aunque no se hayan divulgado todavía las cifras. “La Tribune de Genève pierde dinero, información que ha sido reconocida por el grupo mediático Tamedia, al igual que Le Temps, aunque todavía quede por confirmar. También Le Matin Dimanche parece empezar a perder dinero”, resume Alain Maillard, hasta finales de 2018 redactor jefe de Edito, la revista sindical de los medios de comunicación.

¿Un solo periódico para toda la Suiza romanda?

Las redacciones de 24 heures y la Tribune de Genève se han fusionado parcialmente, dando paso a una gran redacción dentro de la editorial Tamedia. Esta gran redacción también agrupa a periodistas de Le Matin dimanche. “A estos periódicos sólo les queda la información local, lo único que no pueden exportar. El resultado podría ser un solo periódico para toda la Suiza romanda”, estima Fabio Lo Verso, analista de los medios de comunicación y ex Director del periódico La Cité, que desapareció a finales de 2018.

Las causas de esta situación son la caída de los ingresos publicitarios, que se han trasladado hacia plataformas de venta como Ricardo, y el constante declive en el número de lectores, especialmente entre los jóvenes. “Este público ya no paga por acceder a las noticias”, afirma Alain Maillard, quien también apunta a la dificultad que tienen las publicaciones periodísticas para afrontar con éxito el desafío digital. Si bien esta transición reduce los costes de producción, no necesariamente permitirá compensar el menor rendimiento de los anuncios publicitarios en Internet.

La prensa regional como herramienta de la democracia

Los dos suizos francófonos expresan su deseo de una ayuda pública a la prensa, que podría lograrse a través de una enmienda constitucional. Observan que la información sobre los asuntos públicos se mantiene, en particular gracias al servicio público. “La prensa regional proporciona noticias compartidas por la gran mayoría, lo cual es necesario para el debate democrático”, recuerda Alain Maillard.

Las periódicos que resisten y los nuevos medios de comunicación

Algunos periódicos logran sobrevivir. Tal es el caso de La Liberté (FR), que dispone de fondos semipúblicos. En cuanto a Le Courrier (GE), que cuenta con una tirada de 7 000 ejemplares, consigue mantener viva su llama militante gracias al apoyo de sus suscriptores. Heidi.news, periódico digital y de papel, se dedicará a partir de esta primavera a producir periodismo científico. El periódico estará a cargo de Serge Michel, periodista suizo que ha trabajado en el diario Le Monde. Ha recibido el apoyo de Tibère Adler, del think tank Avenir Suisse. “Los primeros fondos provenían de los fundadores”, indica Heidi.news. Finalmente, periodistas del extinto Le Matin estarían proyectando una fórmula original, que involucraría a cafeterías y restaurantes.

Leer más: El periodismo en apuros económicos

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch