La fusión del reactor nuclear suizo

Si hoy –esperemos que esto no suceda– se fundiese un reactor nuclear y se activasen los contadores Geiger, las imágenes de la avería se difundirían en cuestión de horas por todo el mundo. Es por ello que las fotografías del mayor accidente nuclear ocurrido en Suiza nos resultan un poco desconcertantes: han tenido que transcurrir cincuenta años para que pasen a formar parte de la memoria fotográfica universal. Esto comprueba que el tan mentado “poder de la imagen” a veces no se manifiesta como se supone que debería hacerlo.

¿Qué había ocurrido? El 21 de enero de 1969 se fundió el corazón del reactor nuclear de Lucens (VD) construido en una caverna, el “accidente máximo creíble” (MCA, por sus siglas en inglés). Se destruyó el reactor y las instalaciones dentro de la montaña estuvieron expuestas a fuertes radiaciones. Suiza estuvo a punto de sufrir una catástrofe atómica. Desde la perspectiva actual, causa asombro contemplar estas fotografías donde reina un ambiente extrañamente ordenado. El accidente de Lucens se trató con mucha discreción y no sólo destruyó el sueño de Suiza de diseñar sus propias centrales nucleares, sino que también contribuyó –de acuerdo con recientes investigaciones– a que Suiza abandonase su proyecto de desarrollar su propia bomba atómica. Todavía en 1958, el Consejo Federal declaró públicamente que el ejército helvético debía disponer del armamento más efectivo para proteger el país, “incluidas las armas nucleares”. Según el historiador Michael Fischer, que está investigando el tema, el reactor nuclear de Lucens podría haber generado el plutonio necesario para tales armas. Por otro lado, el historiador Jürg Stüssi-Lauterburg, que tuvo acceso a expedientes que aún se mantienen secretos, afirma: “Sí, Suiza estaba a punto de convertirse en una potencia nuclear”. En Lucens se dio de bruces.

(MUL)

Las fotografías, procedentes del expediente “Lucens” de la agencia de prensa SDA-Keystone, han sido publicadas este año por varios medios de comunicación suizos.

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch