La radio abandona la FM en beneficio de la señal digital

De aquí a 2024, todas las radios suizas emitirán sus programas a través de señales digitales, lo cual provocará la desaparición de la señal FM. Con el apoyo de la Confederación, este cambio ha permitido que decenas de radios alternativas accedan al reino de las ondas.

La tecnología y el método de difusión de Digris permiten incluso a las pequeñas radios culturales y temáticas emitir en DAB. Fotografía Keystone

Atrás han quedado los tiempos de las radios piratas y de los activistas que instalaban antenas clandestinas para acceder a la señal FM. A día de hoy, la radio está a punto de liberarse de las limitaciones de la red herciana. Por un lado, se puede acceder a todas las emisiones de radio por Internet, lo cual requiere una conexión de pago. Por otro, la mayoría de las estaciones radiofónicas emiten sus programas no sólo por medio de la modulación de frecuencia (FM), sino también por medio de señales digitales. Este sistema de Retransmisión Digital de Radio (DAB, por sus siglas en inglés) emite la radio digital por ondas, ofreciendo así una recepción sin interferencias y permitiendo integrar formatos de información visual y textual: ¡toda una revolución!

Este cambio ha hecho posible la creación de un ecosistema radiofónico suizo inédito, que ofrece a pequeñas emisoras –a menudo estaciones de radio por Internet– la posibilidad de acceder al reino de las ondas. Esta red marginal existe gracias a una pequeña empresa, Digris SA, que ha sabido detectar nuevas oportunidades en la DAB. Con sede en Zúrich, esta empresa emergente ha desarrollado una tecnología ligera y económica con el apoyo de los defensores de las ondas de libre acceso, lo que le permitió obtener en 2013 una concesión por parte de la Confederación. Esta pyme se ha convertido en la primera emisora de radios no comerciales en Suiza. “Cuenta con 70 canales, lo cual representa la mitad de las radios que emiten en DAB”, afirma con entusiasmo Thomas Gilgen, Director de esta empresa que disfruta de una especie de monopolio en este espacio radiofónico.

Cabe señalar que, a juicio de las emisoras, Digris ofrece un servicio económico para poder “retransmitir”. La suscripción cuesta en torno a los 14 000 francos anuales, frente a los 100 000 que cobra una de las emisoras principales como Romandie Médias SA, a quien se debió la primera cobertura en DAB en Romandía, en 2014.

Un asunto de alcance nacional

Hoy por hoy, Suiza cuenta con 3,5 millones de dispositivos de tecnología DAB, un millón de los cuales se encuentran en los coches. Se trata de un asunto de alcance nacional. La Confederación apoya la DAB por medio de campañas informativas y ayudas a las radios, que ascendieron a 8 millones de francos para el año 2017, señala René Wehrlin, responsable de la radio y televisión digital en la Oficina Federal de Comunicaciones (OFCOM). “La recepción por radio FM se ha vuelto obsoleta. La DAB multiplica el acceso a las ondas para las emisoras de radio y ofrece acceso a una amplia gama de servicios digitales”, resume. Entre otras numerosas ventajas, esta nueva tecnología garantiza una mejor calidad de escucha y costes más reducidos, afirma la OFCOM.

De aquí a 2024, la red FM habrá sido totalmente desplazada por la DAB, anuncia la Confederación. Ya se están tomando medidas para hacer posible esta transición. Por ejemplo, el Gobierno ya no otorga nuevas concesiones a las emisoras de radio FM analógicas y apoya a todas las emisoras de radio para que accedan a la era digital. Así, en el caso de una radio no comercial que emite a través de Digris, la OFCOM asume el 80 por ciento de los gastos de suscripción al servicio DAB que proporciona esta sociedad. Asimismo, una emisora que instale un estudio digital puede beneficiarse de una subvención. Como lo ha venido a subrayar la iniciativa “No Billag”, es importante que los programas de las radios culturales y locales reciban el apoyo de los poderes públicos, revela el responsable de una pequeña emisora comunitaria que se cita a continuación.

Ningún túnel sin cobertura

El cambio de sistema radiofónico también afecta a las vías de comunicación, y la Oficina Federal de Carreteras desea ofrecer a un millón de coches equipados con un receptor DAB una cobertura perfecta en todo el territorio. En el futuro, todos los túneles de más de 300 metros (primero en las autopistas, después en las carreteras cantonales) serán equipados con transmisores, cuyo número total aumentará en un 50 por ciento de aquí a 2019, indica la OFCOM. “Esta política obedece fundamentalmente a motivos de seguridad”, señala René Wehrlin, “porque en caso de catástrofe, el ancho de banda asignado a los teléfonos inteligentes conectados a la radio vía Internet no tardará en saturarse, mientras que la radio se mantiene accesible en todo momento”.

Pero regresemos a las pequeñas emisoras alternativas, para las cuales el acceso a las ondas vía la DAB se ha vivido como un reconocimiento y un avance simbólico. Radio Vostok, emisora comunitaria de Ginebra, sólo retransmitía por Internet; desde que se convirtió en cliente de Digris en 2015, ha duplicado su audiencia. “Hemos decidido aumentar las horas en directo, de una a doce a la semana”, señala con orgullo Charles Menger, cofundador y trabajador fijo de radio Vostok.

Desde ahora, los oyentes ginebrinos o berneses de su emisora tienen acceso a una amplia gama de canales que emiten en DAB (45 en Ginebra).

En cambio, como se ha comprobado mediante pruebas realizadas en apartamentos, la recepción de los programas retransmitidos por Digris es menos estable que en el caso de las emisoras comerciales o públicas. “Esto tiene que ver con la potencia y la distancia de las emisoras”, afirma la OFCOM. El director de Digris responde que se afanará por aumentar su capacidad de difusión.

¿Un Internet restringido?

Detrás de esta revolución técnica se desarrolla entre bastidores una guerra comercial entre el servicio público y grandes grupos empresariales, o entre la DAB e Internet, señala Thomas Gilgen. “Hoy por hoy, los fabricantes de teléfonos inteligentes se niegan a integrar en sus dispositivos receptores DAB, por más que se ha demostrado que son compatibles con los microchips electrónicos. De no tomarse una decisión política, en diez años los coches y hogares sólo escucharán la radio de Internet por medio de un teléfono inteligente y en Suiza la industria de Internet tomará la delantera a la frecuencia de radio”.

Esto plantea el problema de la “imparcialidad” de Internet, cuya recepción depende de la calidad de la conexión y supone un contrato con un prestatario, mientras que Billag financia el acceso ilimitado a las radios. Aunque René Wehrlin es consciente de la importancia de estas cuestiones, no cree en la derrota de la DAB frente a la web, pues considera que a los fabricantes de teléfonos inteligentes y a los grandes operadores no les interesa demasiado la radio. ¿La razón? “No deja suficiente dinero”, dice a modo de conclusión.

DAB: 18 emisoras en una misma frecuencia

La tecnología de Retransmisión Digital de Radio (DAB) permite agrupar los canales en una misma frecuencia, mientras que los canales FM necesitan espacio entre las ondas para poder funcionar. En Suiza, las radios tienen a su disposición siete frecuencias DAB, indica la OFCOM. Y cada una de ellas permite acoger 18 programas, lo que equivale a una oferta potencial de 126 canales. Sin embargo, en los hogares la Retransmisión Digital de Radio es menos competitiva que la FM, porque una radio necesita una señal digital completa para funcionar, lo cual no es el caso de la FM, que puede seguir recibiendo la señal, aunque ésta sea de mala calidad. “En los hogares, la gente dará preferencia a la radio por Internet mediante una conexión wifi”, analiza René Wehrlin, responsable de la radio digital ante la Confederación.

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

Kosovo celebró en febrero el décimo aniversario de su independencia. ¿Y qué tiene que ver esto con Suiza? Mucho, puesto que los vínculos entre ambos...

Leer más

El pasado 4 de marzo, la gran mayoría de los votantes rechazaron el ataque masivo lanzado contra la radio y la televisión suizas (SSR). Sin embargo,...

Leer más

De aquí a 2024, todas las radios suizas emitirán sus programas a través de señales digitales, lo cual provocará la desaparición de la señal FM. Con el...

Leer más

Hace algunos años, nadie se lo habría esperado: Vladimir Petkovic ha sido elegido para guiar a la selección suiza hacia el Mundial de Fútbol. Pero...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch