FNSE: desde hace un siglo, los niños suizos en el extranjero pueden contar con quien los ampare

La Fundación para los niños suizos en el extranjero (FNSE) se fundó en 1917; hasta la fecha participa activamente en la organización de campamentos de verano.

Fundada en 1917, durante la Primera Guerra Mundial, por un grupo de mujeres basilienses, la Fundación para los niños suizos en el extranjero (FNSE) tenía como objetivo principal acoger a jóvenes suizos que vivían en países en guerra, donde sufrían penurias y restricciones.

En su forma actual, la FNSE organiza cada año campamentos de verano, para que los niños suizos en el extranjero puedan conocer y apreciar su país de origen.

En 1917 seguía muy vivo en diversas regiones de Suiza el recuerdo del ingreso a Suiza del ejército Bourbaki, en 1871. Este recibimiento, muestra de extraordinaria solidaridad, implantó en Suiza el deber de ayudar a los habitantes de los países en guerra, un deber que arraigó a través de varias generaciones. Así, en 2001, una familia que había acogido de manera espontánea a “un niño víctima” en 1917, contaba aún con un miembro que recordaba que su padre había vivido de adolescente el ingreso del ejército Bourbaki en Suiza.

Durante la Primera Guerra Mundial, los niños de los países en guerra representaban un segmento de la población particularmente vulnerable. Descuidados, harapientos, mal alimentados y con escasa educación, estos niños se encontraban en una situación deplorable. En las primeras etapas de un conflicto, Suiza acogía a los niños de las regiones en guerra. Sin embargo, numerosos suizos emigraron a Europa, donde sus propios hijos se veían tan maltrechos como los niños de su país de residencia. Por ello, se decidió acudir a su rescate. En 1917, unas cuantas filántropas basilienses acogieron a 280 niños suizos procedentes de Alemania. La Confederación asumió los gastos. Así fue como se constituyó la Fundación para los niños suizos en el extranjero, la cual se mantiene desde entonces gracias a donaciones, subvenciones y al voluntariado.

Tras el restablecimiento de la paz, la conciencia de las carencias de los niños en las regiones devastadas por la guerra se tradujo, en 1920, en la creación de la Unión Internacional de Socorro a los Niños, en Ginebra. En 1923 le siguió la Declaración de Ginebra sobre los Derechos del Niño. En 1924, con el apoyo de Pro Juventute, se acogieron alrededor de 3 000 niños en campamentos de verano. Procedían de grandes ciudades, de medios muy desfavorecidos y presentaban varias patologías, entre las que predominaba la tuberculosis.

Al final de la década de 1920, la Fundación estuvo a punto de desaparecer, debido a la disminución de las donaciones, de las subvenciones y de su capacidad de acogida. La crisis de la década de 1930 reavivó las necesidades. Aunque Suiza también se vio afectada, acogió durante ese periodo difícil a niños suizos desfavorecidos de París, Berlín, Hamburgo o Bruselas. Aprovechando el espíritu patriótico impulsado por la Exposición Nacional de 1939, la Fundación se transformó poco a poco en una estructura para la recaudación de fondos que permitiesen a Pro Juventute ofrecer campamentos de verano y alojamiento. El 13 de enero de 1940, estos dos socios ratificaron su colaboración mediante la firma de un convenio.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las condiciones fueron distintas a las de la Primera Guerra Mundial, en la medida en que Suiza se vio acorralada. Si bien las familias continuaron acogiendo a niños suizos en condiciones precarias, la Fundación se centró en organizar viajes a Suiza. Mientras duró la guerra, ello permitió que un número creciente de jóvenes suizos provenientes de países limítrofes recorrieran lugares simbólicos o significativos del país. Por ejemplo, en 1942, 330 niños de Alemania, Francia, Italia y Hungría obtuvieron los visados necesarios gracias a la intervención del Director de la División Federal de Policía, Heinrich Rothmund, un personaje por lo demás sumamente controvertido. En 1944 se organizó el primer campamento de esquí, que recibió la visita del general Guisan.

Philippe Vuillemin

www.sjas.ch

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

Kosovo celebró en febrero el décimo aniversario de su independencia. ¿Y qué tiene que ver esto con Suiza? Mucho, puesto que los vínculos entre ambos...

Leer más

El pasado 4 de marzo, la gran mayoría de los votantes rechazaron el ataque masivo lanzado contra la radio y la televisión suizas (SSR). Sin embargo,...

Leer más

De aquí a 2024, todas las radios suizas emitirán sus programas a través de señales digitales, lo cual provocará la desaparición de la señal FM. Con el...

Leer más

Hace algunos años, nadie se lo habría esperado: Vladimir Petkovic ha sido elegido para guiar a la selección suiza hacia el Mundial de Fútbol. Pero...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch