Suiza participa en la devolución de migrantes a Libia

La Confederación ha asignado un millón de francos a la guardia costera libia. Si bien esta medida ha contribuido a frenar el flujo de migrantes, de acuerdo con varias ONG equivale a apoyar involuntariamente su extorsión.

Rescate de refugiados libios en alta mar. Fotografía de Keystone

Un millón de francos suizos han sido asignados a la guardia costera libia: ésta es la suma a la que se comprometió Suiza en 2017, en el marco de un programa europeo encabezado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). “Se han impartido tres módulos de formación destinados a las autoridades competentes en materia de salvamento marítimo y migraciones”, comenta Emmanuelle Jaquet von Sury, portavoz del Departamento Federal de Justicia y Policía (DFJP). “Se ha hecho especial hincapié en el registro de migrantes tras su rescate en el mar, con el fin de garantizar su seguimiento, lo mismo que en los sitios de detención”.

La guardia costera ha recibido 2 500 piezas de material salvavidas que incluye chalecos salvavidas, botiquines de primeros auxilios y mantas, según indica el DFJP. Aunque Suiza no tiene presencia sobre el terreno para comprobar el correcto desarrollo del programa, “la presencia de representantes de la OIM y del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) en la mayoría de los puertos situados al oeste de Trípoli permite garantizar la asistencia y cierta protección durante el desembarque y, sobre todo, el registro y la detección de casos especialmente vulnerables”, asegura la portavoz. Con todo, “la situación de conflicto en Libia a veces reduce la movilidad del personal de la OIM y complica la implementación del proyecto”.

Acusaciones de extorsión y detenciones mortales en el mar

Mientras tanto, varias ONG acusan a los guardacostas libios de participar en la extorsión de migrantes. Las tripulaciones de la Guardia Costera de Libia (GCL) habrían llegado incluso a provocar ahogamientos, como se desprende de un informe publicado a finales de 2017 por Amnistía Internacional; este organismo menciona un incidente ocurrido el 6 de noviembre, durante el cual una fragata de guardacostas habría contribuido al ahogamiento de unas cincuenta personas.

La DFJP declara no tener información oficial que confirme este incidente. “Sin embargo, el número alarmante de naufragios que ocurren en el mar Mediterráneo, con 2 832 muertes en 2017, nos obliga a tomar medidas para mejorar la protección de los migrantes. El proyecto de salvamento marítimo puesto en marcha por la OIM persigue este objetivo humanitario”, explica Emmanuelle Jaquet von Sury. Amnistía denuncia un doble rasero. “Los Estados europeos, que conocen perfectamente las graves violaciones de las que son víctimas los refugiados y los migrantes en Libia, han optado por controlar la migración mediante el apoyo a las autoridades libias. Al detener las travesías, bloquean a miles de personas en un país donde se las somete sistemáticamente a abusos y donde no tienen ninguna o pocas posibilidades de encontrar protección”.

“Las personas rescatadas en el mar nos dicen que preferirían morir que volver a Libia detenidas”, informa Caroline Abu Sa’Da, Directora de la asociación “SOS Méditerranée Suisse”, que participa en las operaciones de salvamento con el buque Aquarius. Caroline Abu Sa’Da opina que no se puede confiar en la GCL. “¿Quiénes son esos guardacostas? Son más bien milicias que llevan a cabo detenciones, trasladan a los migrantes a lugares de detención – donde las condiciones son atroces– y a veces impiden la ayuda de una ONG. Suiza no puede cerrar los ojos, conformándose con que esas unidades saquen a la gente del agua”.

Suiza, organizadora de la tercera reunión del Grupo de Contacto para el Mediterráneo central, que se celebró en noviembre de 2017 en Berna, “se alinea con una política europea represiva, cuyo objetivo es impedir el acceso de los migrantes a Europa”, opina Vincent Chetail, Director del Centro de Migraciones Globales del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales de Ginebra. La Unión Europea (UE) ha destinado 46 millones de euros en 2107 a reforzar las capacidades de intervención de las autoridades libias. Señala que esta política tuvo como consecuencia una disminución significativa de las travesías el año pasado. La estrategia permitió el rescate marítimo de 14 000 personas, asegura el DFJP. “Libia, que no ha ratificado la Convención de Ginebra sobre los refugiados, no es un país de asilo. No ofrece seguridad ni protección. No cuenta con un sistema de gobierno y estos fondos se desviarán”, denuncia el Profesor de Derecho Internacional, quien considera a Europa cómplice del abuso.

Obligados a emprender travesías aún más peligrosas

El experto denuncia una política ineficiente que podría conllevar un aumento de los riesgos. “Las travesías desde Libia o Túnez se realizan por las rutas más fáciles. Si se bloquean estos accesos, los flujos migratorios se desplazarán a otro lugar, lo que hará aumentar el riesgo de travesías que entrañan peligro para la vida humana”. El fundador del Centro de Migraciones Globales considera que es la visión general sobre la migración la que está distorsionada. “En 2015, el número de solicitantes de asilo que llegaron a Europa ascendió a 1,2 millones de personas, es decir, un 0,2 % de la población de la UE, y fue un récord estadístico. De modo que no podemos hablar de afluencia masiva. El auténtico reto consiste en ayudar a la reconstrucción de Libia y rediseñar las políticas migratorias, sobre todo abriendo vías de acceso legales a Europa”. Según Amnistía Internacional, casi medio millón de personas se adentraron en el mar entre 2015 y 2017, con más de 10 000 muertes. Los exiliados presentes en Libia superan la cifra de 400 000, según la OIM, con un total estimado de 20 000 migrantes detenidos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que visita centros de detención de Libia, asistió a la tercera reunión del Grupo de Contacto que se celebró en Berna en noviembre de 2017, junto con ACNUR y la OIM. Este organismo recuerda que “las políticas migratorias también deben aspirar a reducir el uso de las detenciones como medio de gestión de la migración, así como los abusos infligidos a migrantes”. La organización recomienda “reforzar la gestión de los restos mortales y la de los datos sobre los fallecidos, así como facilitar la transmisión de información a las familias de los desaparecidos sobre el suceso y el lugar de la desaparición”, señala su portavoz, Thomas Glass.

En el Mediterráneo, el invierno no ha impedido que sigan las travesías. El martes 16 de enero, las cuadrillas del Aquarius llevaron a cabo cinco operaciones de salvamento consecutivas, que posibilitaron el rescate de 505 personas. El mismo día, la guardia costera italiana, que coordinó un total de 11 operaciones de salvamento —realizadas por varias ONG y buques mercantes— calculó que se había rescatado a 1 400 personas en la costa de Libia. “Es imposible cubrir toda la zona de rescate con los tres barcos de ONG que permanecen en la zona”, comenta “SOS Méditerranée”, a la vez que exhorta a los Estados europeos a que se comprometan a crear una flota de rescate europea para evitar miles de muertes.

Comments (5)
  • Bonvin Marielle
    Bonvin Marielle at 23.03.2018
    Envoyer de l'argent pour les garde-côtes lybiens n'est pas le meilleur moyen d'aider les migrants. On ne peut pas faire confiance aux Lybiens. Oui, ces prisons, c'est pire que la mort, et c'est ce que veulent les autorités suisses pour avoir bonne conscience? C'est honteur! Ce million de francs serait plus utile à aider les pays d'où viennent les migrants pour qu'ils développent chez eux des formations pour les gens, leur apprennent à travailler leur terre et développent des industries modestes. Pour cela, la Suisse devrait s'allier à des Ong européennes qui ont compris le problème et n'ont pas peur de se mouiller.
    Mostrar la traducción
  • HR Benzi
    HR Benzi at 23.03.2018
    "Alors que l’Union européenne finance, à hauteur de dizaines de millions d’euros, les garde-côtes libyens, il est établi que certains de leurs membres sont compromis dans le trafic de migrants. Rome, de son côté, est accusé de négocier directement avec les milices de Sabratha pour empêcher le départ des embarcations." Ce titre de Mediapart peut aussi s'appliquer à la Suisse qui soutient aussi cette prétendue "surveillance".
    Mostrar la traducción
  • Erwin Balli-Bautista
    Erwin Balli-Bautista at 23.03.2018
    So lange in den afrikanischen Staaten keine oder nur eine geringe wirtschaftliche, soziale und hygienische Infrastruktur besteht, fehlt doch jegliche Zukunftsperspektive. Und die Leute fliehen doch dorthin, wo sie sich ein besseres Leben erhoffen. Alles andere sind doch veilchenblaue Tagträume, hat man doch diesen Kontinent über Jahrhunderte auf Teufel komm raus ausgebeutet, eine richtiggehende Entwicklung vermieden etc. Das heisst im Klartext Geld, sehr viel Geld, in die Hand nehmen und mithelfen, die angesprochene Infrastruktur aufzubauen. Und das, so rasch wie irgendwie möglich, denn die Bevölkerung Afrikas wird sich in den kommenden 40 Jahren verdoppeln. Mir fehlt die Phantasie, um mir vorzustellen, Was dann auf merry old Europa zukommen wird.
    Mostrar la traducción
    • Juerg DeMarmels
      Juerg DeMarmels at 19.04.2018
      Also, die afrikanischen Staaten sind seit den 60er Jahren unabhaengig, und viele von ihnen haben sehr, sehr viel Geld eingenommen mit dem Verkauf ihrer Bodenschaetze, plus Millionen von Entwicklungshilfe. Wo ist das Geld? Sind wir Europaeer schuld an der grassierenden Korruption dort und der Unfaehigkeit ihre Laender aufzubauen? Oder an den islamistischen Buergerkriegen und Metzeleien? Was heisst hier "Ausbeutung"? Was wuerden denn Staaten wie Nigeria, Angola etc. machen, wenn die Industriestaaten kein Erdoel brauchten? Sie koennten gar nichts damit anfangen; sie haben ja in den 60 Jahren seut der Unabhaengigkeit kaum Industrie oder sonstwas aufgebaut. Dasselbe gilt fuer die uebrigen Bodenschaetze. Keine Nachfrage, kein Einkommen, grosse Nachfrage, grosses Einkommen. Wenn Europa nun hunderttausende Afrikaner aufnimmt, helfen wir nicht Afrika, sondern verwandeln unsere eigenen Laender in shithole Staaten. Man sieht bereits die Vorboten.
      Mostrar la traducción
  • Hansjörg
    Hansjörg at 24.03.2018
    Wow. I do love that in your articles your writers display BOTH sides of a topic! Never is only the "roses and wine" version the only version shown! Excellent. And thank you!
    Mostrar la traducción

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
Tema Clave
21.03.2018

A cada barrio su cerveza

La botella se destapa con un suave silbido, la cerveza fluye en la jarra y las burbujas suben a la superficie, formando la característica espuma. Al...

Leer más

El Banco Nacional Suizo no es la única institución que emite dinero. También los bancos comerciales pueden crear dinero: esto es lo que pretende...

Leer más

Por segunda vez, Suiza ha ofrecido a la UE 1 300 millones de francos para impulsar el desarrollo de los países miembros con menos recursos. Sin...

Leer más

Hace cincuenta años parecía que en Suiza también había llegado el momento de cambiar el mundo de modo drástico. Fritz Osterwalder vivió los...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch