La voluntad del pueblo

Kurt Weilemann es un periodista jubilado chapado a la antigua: para él, la ética profesional exige una investigación minuciosa y el uso de un lenguaje correcto. Pero los tiempos han cambiado y nadie ya solicita sus servicios. Un día, Derendinger, un antiguo compañero, desea entrevistarse con él; pero se expresa de manera tan confusa que Weilemann concluye que está enfermo. Sin embargo, cuando Derendinger aparece muerto pocas horas después, Weilemann pronto deduce que no pudo tratarse de un suicidio, como se pretende oficialmente. Picado por la curiosidad, pero también animado por Eliza, una joven amiga del fallecido, empieza a investigar el caso y, en ese cometido, da con una verdad que resultaría explosiva si saliera a la luz. Frente al omnipotente aparato estatal que pretende ocultar la verdad cueste lo que cueste, Weilemann incluso llega a temer por su vida.

Esta obra de Charles Lewinsky es a la vez una novela policíaca y una novela futurista. Se desarrolla en Zúrich, en el ámbito político suizo. Quien a la sazón gobierna el país es el partido populista de los “Demócratas Confederados”, cuyo presidente, Stefan Wille, se encuentra gravemente enfermo y es mantenido artificialmente con vida. Sin embargo, la ideología de Wille sigue influyendo en la central del partido, donde se toman todas las decisiones. Cámaras de vigilancia y aparatos electrónicos controlan cualquier movimiento, en todo momento. La propaganda política y los medios encauzan de forma sutil y astuta la “voluntad del pueblo”, con la que el partido y el aparato estatal justifican todos los medios a los que recurren para generar calma y orden.

Con Weilemann, el autor logra crear un personaje irascible y empecinado, que a la postre resulta particularmente entrañable. Aunque la trama no siempre logra mantener el suspense de una novela policíaca, la historia está relatada de forma inteligente, divertida y crítica. La imagen futura que nos presenta de una Suiza totalitaria resulta inquietante, y esperemos que no se materialice nunca.

Charles Lewinsky, nacido en 1946, estudió filología alemana y ciencias dramáticas. Trabajó como director de escena y redactor, antes de hacerse famoso, a partir de 1980, como autor autónomo. De su pluma han surgido numerosos programas de televisión, entre los que destaca la telecomedia “Fascht e Familie” [Casi una familia], del canal de televisión suizo. Su obra comprende radionovelas, letras de canciones, guiones y obras de teatro. Sus novelas se han traducido a varios idiomas. Lewinsky reside en invierno en Zúrich y en verano en Vereux (Francia).

Ruth von Gunten

Charles Lewinsky: Der Wille des Volkes (La voluntad del pueblo). Nagel & Kimche, 2017. 384 págs. aprox. 27,90 CHF, 24 EUR

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
Tema Clave
21.03.2018

A cada barrio su cerveza

La botella se destapa con un suave silbido, la cerveza fluye en la jarra y las burbujas suben a la superficie, formando la característica espuma. Al...

Leer más

El Banco Nacional Suizo no es la única institución que emite dinero. También los bancos comerciales pueden crear dinero: esto es lo que pretende...

Leer más

Por segunda vez, Suiza ha ofrecido a la UE 1 300 millones de francos para impulsar el desarrollo de los países miembros con menos recursos. Sin...

Leer más

Hace cincuenta años parecía que en Suiza también había llegado el momento de cambiar el mundo de modo drástico. Fritz Osterwalder vivió los...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch