Äppelvik entre pasado y modernidad

En su novela “Der Amerika-Johann”, el basiliense Felix Moeschlin denuncia los peligros de una modernización a marchas forzadas, a partir del ejemplo de una aldea sueca.

“Estoy rodeado por la naturaleza día y noche. Sólo han transcurrido quince días y me pregunto si no estoy viviendo en este bosque desde hace años. ¿Acaso no he estado aquí siempre?”. Felix Moeschlin, quien escribió esto en 1908 en el periódico NZZ, se había enamorado de Suecia. Originario de Basilea donde nació en 1882, Moeschlin vivió en Suecia de 1908 a 1914; allí conoció a la pintora Elsa Hamar, que se convertiría en la madre de sus tres hijos; y allí se desarrolla la trama de “Der Amerika-Johann”, que escribió después de otras dos novelas: “Die Königschmieds”, una novela pastoral que tiene como escenario su pueblo natal, Leimental; y “Hermann Hitz”, que describe la vida de un artista.

Un astuto repatriado

El escenario es la aldea rural de Äppelvik, detrás de la que se esconde Leksand, junto al lago Siljansee, donde Moeschlin construyó una casa con sus propias manos. Es allí adonde regresa Amerika-Johann después de varios años, para ayudar a los aldeanos a ingresar a la modernidad con un aserradero, una tienda y nuevas estrategias de financiación. Todo funciona muy bien hasta que la coyuntura económica, que había experimentado un rápido auge, se derrumba por completo. Los campesinos se ven entonces obligados a vender sus granjas por una miseria a este charlatán que pretende desarrollar una especie de ecomuseo, en el que las antiguas tradiciones se convertirían en un lucrativo folclore para atraer a los turistas adinerados del mundo entero. Sólo cuando se enteran de que el nuevo propietario pretende revender sus granjas a un millonario de dudosa reputación, los campesinos despiertan de su letargo, matan sin más a ese extraño profeta y sacan las consecuencia de su asesinato: los viejos van a la cárcel, los jóvenes reconstruyen la comunidad corrompida con base en lo ya probado, pero también teniendo en cuenta la modernidad, aunque con la debida moderación.

Un entusiasta promotor del mundo campesino

Si Moeschlin no hubiese sido un gran conocedor de Suecia y su cultura, Äppelvik podría haberse sustituido por Zermatt o Grindelwald. El autor de la novela “Der Amerika-Johann”, bien acogida en 1912 en Suiza, desarrolló una labor destacada como director del complejo turístico de Arosa, de 1915 a 1920. Pero no sólo allí, también en sus actividades posteriores como columnista del periódico Basler Nationalzeitung, como redactor de Zürcher Tat y como Consejero Nacional del partido Landesring, siempre se esforzó por ayudar al campesinado a preservar buenas condiciones de vida, no sin adaptarse a los nuevos tiempos.

Así, en 1934 quiso combatir el desempleo en Suiza mediante la creación de una gran cooperativa agrícola en Brasil. En 1949, con su obra de dos tomos “Wir durchbohren den Gotthard” [“Perforamos el Gotardo”], mostró cómo este arriesgado proyecto que se cobró muchas víctimas, terminó siendo una bendición para el país. El hecho de que Moeschlin, quien fuera de 1924 a 1942 Presidente de la Asociación de Escritores Suizos y falleció en 1969 en Basilea, contribuyera de forma decisiva a que muchos escritores que durante la Segunda Guerra Mundial habían huido de Hitler fueran sancionados con prohibiciones de trabajo o, incluso, deportados, es uno de los lados oscuros de este autor.

Sin embargo, su obra más exitosa, la novela “Der Amerika-Johann”, logra combinar la confrontación entre el pasado y la modernidad, que también tuvo graves consecuencias en Suiza, con un entusiasta homenaje a Suecia.

 

charles linsmayer es ESPECIALISTA EN LITERATURA y periodista en Zúrich

 

“Antaño, lo que poseían los campesinos ellos no lo habían elegido ni buscado, sino heredado. Eran campesinos porque sus padres habían sido campesinos. Es por eso que toda su existencia se tambaleó tan fácilmente. Sin embargo, nuestra vida la elegimos nosotros: no está regida por la obligación ni la costumbre, sino por la atracción, la satisfacción y la alegría de la voluntad propia”.

Extracto de: Felix Moeschlin: “Der Amerika-Johann”. Novela. Editorial Ex Libris 1981 (agotada).

 

Bibliografía: “Der Amerika-Johann” se publicó por última vez en 1981, con un epílogo de Egon Wilhelm, en la serie Ex Libris “Frühling der Gegenwart”; puede adquirirse en librerías de segunda mano.

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

Con el ataque masivo al servicio público orquestado por la iniciativa “No Billag”, la lucha de la prensa por su supervivencia y las recientes...

Leer más

Inicialmente, los pequeños trineos de madera se usaban para el transporte de mercancías. Luego, un carpintero creó el “trineo deportivo de Davos”....

Leer más

En los suburbios de Ginebra, un grupo de jóvenes raperos cantan textos cargados de valor existencial. Su líder, el rapero Makala, ha firmado con una...

Leer más
Deporte
22.01.2018

El momento ideal

Martina Hingis ascendió muy pronto a la cima del tenis, para luego caer en la vorágine del dopaje y, finalmente, volver a cosechar éxitos. Ahora acaba...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch