“En la Champions League de los deportes de invierno”

El Campeonato Mundial de Esquí se celebrará en St. Moritz. Este lugar de la jet set en la Engadina tiene mucha experiencia en la organización de eventos deportivos internacionales.

Franco Giovanoli, Director de los Mundiales de Esquí en St. Moritz, practicó el snowboard desde los inicios de esta disciplina.

Top of the World: un eslogan publicitario inequívoco, pues St. Moritz es una marca, un lugar distinto a todos los demás. Desde tiempos inmemoriales la notoriedad de esta noble estación de esquí ha estado vinculada a eventos deportivos. El maratón de esquí, dos olimpiadas de invierno, las carreras de caballos “White Turf” y varios campeonatos mundiales de esquí han contribuido a que St. Moritz sea lo que es hoy.

Del 6 al 19 de febrero se celebrará, ya por quinta vez (tras 1934, 1948, 1974 y 2003) un mundial de esquí en la Engadina, lo cual constituye un récord. “Empezamos a notar el nerviosismo”, dice Hugo Wetzel, Presidente del Comité Organizador. Este hombre de mucha experiencia sabe de lo que habla cuando se trata de su trabajo. Ya hace 13 años también dirigió el último evento de los Mundiales, como Martin Berthod, responsable de la organización de carreras. De su experiencia se beneficia ahora el nuevo Director deportivo, Franco Giovanoli. Desde 2014, Giovanoli, que antes practicaba el snowboard, se consagra a la organización de este evento que cuesta 60 millones y se celebrará el próximo febrero. Ya su antecesor, Gian Gilli, Director deportivo de los Mundiales de Esquí de 2003 procedía de otra disciplina: era esquiador de fondo.

Lo que llama la atención es que no sólo Giovanoli, de 48 años, es de St. Moritz, sino que todos los puestos clave del Comité Organizador están ocupados por gente de la región. “St. Moritz forma parte, por así decirlo, de la Champions League de los deportes de invierno, lo que nos enorgullece”, afirma Hanspeter Danuser, quien fuera Director de las termas locales de 1978 a 2008. Por eso muchos lugareños de la Engadina participan en estos eventos. La meta prioritaria debería ser mantenerse a la cabeza de los centros turísticos de montaña gracias a los Mundiales.

Una fiesta, no una carpa de fiestas

Los Mundiales de Esquí se celebrarán bajo el lema “Take Your Time”. El mensaje es que deberíamos disfrutar del mayor lujo que se puede tener: el tiempo. Por eso, además de las competiciones el programa general juega un papel importante. Giovanoli promete que serán unos campeonatos animados y variados. La ceremonia de inauguración, las entregas de premios y los sorteos de las listas de inicio no se celebrarán ya, como en 2003, en la plaza de la escuela, sino en el histórico parque Kulm, en cuyas áreas verdes ya tuvieron lugar las Olimpiadas de Invierno en 1928 y 1948. Su pabellón, protegido como patrimonio artístico, fue restaurado expresamente para los Mundiales. Las celebraciones tendrán lugar también en la zona peatonal, donde se organizará un Street Festival con un programa muy variado. También las llamadas casas de las naciones estarán instaladas allí. “Hay de todo para que los fans se sientan a gusto”, dice Giovanoli. No obstante, para Wetzel, Presidente del Comité Organizador, es importante que St. Moritz no se vuelva durante los Campeonatos Mundiales una “carpa para fiestas, como Kitzbühel. “Nos dirigimos a nuestro propio público”, añade Wetzel.

A los organizadores no les preocupan las pistas de los Mundiales, ya que todas se han sometido a prueba en la Copa Mundial. En el área de meta de Salastrains se mejoró la infraestructura y los terrenos fueron ampliados. Se colocaron más de 120 contenedores y ya está lista una tribuna con una capacidad para 5 000 espectadores.

1 300 voluntarios

Para publicitar el evento, el Comité Organizador ha sacado sus mejores cartas: Dario Cologna, Maria Höfl-Riesch, Nino Schurter, Marcel Hirscher, Christian Gross, Nino Niederreiter y Nicola Spirig serán embajadores de los campeonatos. “Luego se celebrará una fiesta con los 140 000 fans”, dice Giovanoli.

Los 1 300 voluntarios tendrán su propio centro durante los Mundiales de Esquí, en la escuela Grevas, donde se encontrarán, intercambiarán impresiones y se prepararán con ilusión para las Olimpiadas de Invierno de 2026 –en caso de que, efectivamente, tengan lugar en St. Moritz–.

Justo mientras se celebren los Mundiales de Esquí, el domingo, 12 de febrero, los grisoneses acudirán a las urnas para votar sobre los primeros créditos destinados a este proyecto millonario. Es evidente que el Comité Organizador de los Mundiales de Esquí desea un claro voto positivo a favor de las Olimpiadas.

René Weber es redactor deportivo de la publicación “Südostschweiz”

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

La formación profesional suiza conjuga en forma ejemplar la práctica y la teoría, conduce a una tasa de desempleo muy baja y se considera un éxito en...

Leer más

El electorado suizo rechazó el 27 de noviembre la iniciativa de los Verdes para el abandono de la energía atómica. No obstante, el abandono de la...

Leer más

En Basilea Ciudad los suizos en el extranjero no tienen derecho a participar en las votaciones cantonales. No ocurre lo mismo en los cantones vecinos...

Leer más

Desde 2004, las calles de las grandes ciudades suizas se han llenado de mendigos, en su mayoría de origen romaní. Las ciudades y el cantón tratan de...

Leer más
Turismo
13.01.2017

Un pueblo de ensueño

Vale la pena descubrir el pintoresco pueblo de Morcote. Este municipio del Tesino situado en un entorno idílico a orillas del lago de Lugano, se ha...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch