La trompa alpina, a ritmo de pop y jazz

La trompa alpina, un instrumento rudimentario, seduce a músicos de muy diversos horizontes. Su timbre espacial y suave, asociado al mito alpino, impacta profundamente.

Eliana Burki toca su trompa alpina de una forma muy moderna y odia actuar con traje folklórico… Foto Eva Müller

Es un instrumento de una simplicidad bíblica: “un tubo con un cono que se va ensanchando”, resume el músico y artista Balthasar Streiff, natural de Glarus y residente en Basilea, quien toca en el escenario toda una gama de instrumentos de viento: desde el

Büchel

–un cuerno acodado– hasta el simple cuerno de vaca. Este hombre arrasa en los escenarios desde hace años. Toca la trompa alpina en el cuarteto Hornroh Modern Alp, un grupo que mezcla el jazz con la música tradicional y la contemporánea. Además, integra la trompa alpina en la música electrónica en su Alpin Project, en el que un DJ contrapesa ritmos de D&B.

Sin embargo, Balthasar Streiff no se deja embaucar del todo por la “esencia típicamente suiza” de la trompa alpina. “El 99 % de los músicos que la tocan no son pastores, ni siquiera campesinos: son habitantes de las ciudades”, bromea, arriesgándose a hacer añicos el mito. Este músico recuerda que lo esencial de las composiciones para este instrumento data de la segunda mitad del siglo XX. “Hace 200 años, el antepasado de la trompa alpina se tocaba en todo el mundo. Los campesinos soplaban en una raíz o un cuerno para llamar al ganado al final del día. La trompa que conocemos hoy –esa que apasiona a los japoneses, que también la tocan– empezó a fabricarse en el siglo XIX, cuando los nacionalismos apoyaban el folklore por razones políticas”.

“Smoke on the Water” con la trompa alpina

Como sea, el sonido de la trompa alpina “evoca el imaginario alpino”, observa Laurent Aubert, Director de los Talleres de Etnomusicología, en Ginebra. “Escuchándola, uno se siente en las praderas del Grütli y todos los suizos, incluso los ginebrinos, la asocian a los Alpes”. Muchos músicos suizos juegan con ese vínculo afectivo, como Eliana Burki, a quien descubrimos en los archivos de la RTS tocando “Smoke on the Water” en Grindelwald. Burki, natural de Soleura, ha dado la vuelta al mundo con su trompa alpina modificada a modo de trompeta. Esta hermosa chica, que empezó a tocar este instrumento a los seis años y afirma que odiaba actuar con traje folklórico, publica hoy sus álbumes con la productora americana Surf Dog y toca en un grupo cuyo nombre enfatiza la vinculación al mito: I Alpinisti. “El sonido de la trompa alpina es único en el mundo”, afirma.

En Château-d’Oex, los músicos del grupo Sonalp, fundado en 1999, han incluido, asimismo, la trompa alpina en su repertorio, tras sus inicios en un nuevo género: la World Music suiza. Al principio, este grupo incorporó a sus instrumentos un didgeridoo. “Para nosotros era un forma de traer Oceanía a nuestra música”, explica Guillaume Wahli, violinista. A continuación añadieron una trompa alpina modificada, dotada de una serie de boquillas para facilitar la interpretación. El grupo está ahora grabando su cuarto CD, que otorgará un papel prominente a la trompa alpina tradicional. Este músico de Sonalp reivindica asimismo “la fortísima identidad del sonido, asociado a Suiza”, sin por ello negar la dificultad de tocar la trompa, debido a las limitaciones naturales de este instrumento.

“La trompa es una voz sin palabras”

De hecho, las limitaciones de la trompa alpina constituyen su fuerza y su interés, opina Balthasar Streiff. “Es un instrumento sencillo que exige una enorme inventiva y no se parece a ningún otro.” Este basiliense de adopción aprecia la trompa por su particular sonoridad, intentando dejar de lado el aspecto de la identidad, es decir, la cursilería que se le suele asociar. “La trompa posee una bella resonancia en las calles de las ciudades. Si uno la toca en el bosque, la gente se acerca, incluso los animales vienen a escuchar. Transmite muchas emociones y funciona como una voz sin palabras”.

El trompetista de jazz de la Suiza central, Hans Kennel, fue el primero en incluirla en un repertorio moderno. “En aquella época era revolucionario”, recuerda el musicólogo Laurent Aubert, quien invitó en 2013 a los dos músicos a participar en un evento dedicado a las músicas de los Alpes y a sus nuevas tendencias evolutivas.

Stéphane Herzog es redactor de “Panorama Suizo”.

Comments (9)
  • Charles Schmid
    Charles Schmid at 04.08.2016
    Da wir selber Alphorn spielen, bin ich gegen diese art Alphornmusik das ist eine Verschandelung gegen die Tradition vom Alphorn.
    Wenn schon solche Musik, dann bediene ich mich eines Saxofons.
    Es Grüsst Charles
    www.alphornduo.at
    Mostrar la traducción
  • N. Everett
    N. Everett at 04.08.2016
    As half Swiss, half English I have played a carbon alphorn for the last 5 years. I echo some of the sentiments in the above article. I get great pleasure playing "Alfie" (my Alphorn) in London, in the middle of the city, up in Scotland, on our beautiful Devon coast. I tend to be relaxed about "tradition" and sticking to rules. Tradition for me is like "grammar" - as a player of a number of musical instruments you absolutely need the "grammar/tradition" of an instrument to play well - but then like language, your vocabulary develops and flourishes because of a sound grounding of the "grammar/tradition". I find players who go beyond the past and test the boundaries of what the Alphorn can achieve amazing and a great inspiration - I too hope one day to emulate them, if only half as well!
    Mostrar la traducción
  • Angela Hugenschmidt
    Angela Hugenschmidt at 04.08.2016
    Like language also musical expression evolves. New uses and applications of an instrument is natural and does not diminish the value of the traditional music, rather it speaks of human creativity.
    Mostrar la traducción
  • Petry Zirm
    Petry Zirm at 04.08.2016
    Ich finde Aussagen wie „Verschandelung gegen die Tradition vom Alphorn“ etc., etc. deplatziert. Ich bitte all diejenigen die so denken und solche Aussagen verbreiten doch darüber nachzusinnen wie es mit dem Hackbrett oder der Geige zur heutigen Zeit ist! Instrumente die eine sehr lange Tradition mit sich bringen und trotzdem haben sich Leute getraut diese Instrumente für modernere Musik zu verwenden. Wie froh können wir doch für solche Menschen sein die nicht immer auf den vorgegebenen Geleisen fahren.
    Ich möchte nur zwei Beispiele nennen: Hackbrett = Nicolas Senn, oder Geige = Star-Geiger David Garrett. Was das für Virtuosen sie doch auf Ihrem Instrument sind!
    Mostrar la traducción
    • Hans-Joerg Dresel
      Hans-Joerg Dresel at 05.08.2016
      Den Wichtigsten hast Du vergessen, Nigel Kennedy! Er geht nach einem klassischen Konzert, in welchem er als Soloist auftritt, in den Nightclub nebenan und spielt dort mit der Band Jazz bis in den fruehen Morgen!
      Mostrar la traducción
  • Peter Gerber - Puerto Galera - Philippinen
    Peter Gerber - Puerto Galera - Philippinen at 04.08.2016
    Der Grösste ALPHORN-HIT aller Zeiten -PEPE LIENHARD & SWISS LADY - Platz 6 CONCOUR EUROVISION DE LA CHANSON 1977 - Nummer 1 HIT in Deutschland Österreich und der Schweiz - Der ALPHORN-Virtuose Mostafa Kafa'i Azimi (ein Iraner)spielte 8 Jahre in der Pepe Lienhard Band
    Mostrar la traducción
  • Othmar Schwarzenberger
    Othmar Schwarzenberger at 05.08.2016
    Born in Switzerland into a family with a long farming and Alpen-Viehzucht history I did bring an Alphorn with me when I moved to Texas. I generally blow a few tunes around midnight greeting the New Year, albeit there is no echo in the wide open prairies and I do not have any Longhorns to call in the evening.
    What a joy therefore, when I discovered that my Swiss friend, Daniel Meyer, would play his Alphorns in concert with the blues bands during Blanket & Blues concerts on his rustic Swiss inspired Barron’s CreekSide getaway and at The Club on his resort in the Texas hill country.
    The sounds of the Alphorn awakens recollections of my brother’s fantastic alp and summer life high above the Rhein river in Graubuenden and many festivals in Switzerland. But more so, it is a pleasure to hear the Alphorn blend or lead when playing together with other instruments. It’s unique sounds deliver memories and just good music to the ear and heart.
    Mostrar la traducción
  • Anna Grichting
    Anna Grichting at 05.08.2016
    You can also listen to Swiss alphorns and Pakistani Qawwali - www.cdbaby.com/Artist/SufiMoon.
    Eliana Burki on alphorn with Desert Bridges live in Qatar www.cdbaby.com/artist/DesertBridges.
    Facebook - desert bridges
    Mostrar la traducción
  • Erica
    Erica at 06.08.2016

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
Tema Clave
29.07.2016

Suiza perfora su subsuelo

La inauguración, este año, del túnel de base del San Gotardo es tan sólo una etapa dentro de la estrategia global de construcción de vías de...

Leer más

En los comicios del 5 de junio fueron rechazadas tres iniciativas populares y dos referendos: la mayoría de los electores siguieron las sugerencias...

Leer más

Este fotógrafo grisonés consagra su carrera a cuestionar la producción y la lectura de las imágenes. En el Foro de Davos volvió la cámara de...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch