Una mujer que triunfó sobre Napoleón

La ginebrina Germaine de Staël viajó por toda Italia, Alemania e Inglaterra, y su salón era el centro intelectual de París.

“Dos naciones europeas tenían mala reputación: Italia y Alemania. Yo me he empeñado en devolverles una reputación honorable y su rango intelectual.” Germaine de Staël escribió estas frases llenas de orgullo en 1809. Con su novela “Corinne ou l’Italie”, publicada en 1807, que alcanzó un éxito extraordinario, había cumplido ya la mitad de su promesa. Fruto de un viaje sentimental a Italia en compañía de August Wilhelm Schlegel, la primera parte del libro presenta a los lectores, en un rapto de exaltación romántica, la cultura, la historia y la gente de Italia, mientras la segunda narra la relación amorosa que la fascinante Corinna, en su viaje por Italia, había entablado con un lord inglés, hasta su melancólico final.

También “De l’Allemagne”, el libro con el que quería corregir la imagen que de Alemania tenían los galos y que dio inicio al romanticismo francés, se basa en un viaje que había conducido a Germaine de Staël en 1803 y 1804, junto con Benjamin Constant, a Berlín y Weimar y a la esfera de influencia de Goethe y Schiller. Pero antes siquiera de que se pudiera publicar ese libro en 1810 en París, la policía entró en acción por orden de Napoleón y mandó destruir el manuscrito y las planchas tipográficas, obligando a la autora a retirarse a su propiedad ginebrina de Coppet. Desde allí logró huir de forma rocambolesca a Londres, donde publicó “De l’Allemagne” en 1813.

La conciencia liberal europea

Germaine de Staël, “gran dama” de la Revolución Francesa, nacida el 22 de abril de 1766 en París, hija del genio gine- brino de las finanzas y multimillonario Jacques Necker, era todo lo contrario de una escritora inofensiva. Gracias a sus contactos, su brillantez intelectual y su invencible deseo de autoafirmación, llegó a convertirse en la opositora más influyente de Napoleón, cuando incluso los hombres más importantes se arredraban ante él; personificó, en gran parte gracias a sus exitosos libros, algo así como la conciencia liberal de Europa frente al poderoso dictador. “De l’Allemagne”, este homenaje a la poética Alemania, era en realidad una protesta virtuosamente camuflada contra la represión cultural en Francia. Ya sólo por eso “Corinna” enfureció a Napoleón, porque si bien esa novela nació en 1805, año de su coronación en Italia, su autora no dedicó ni una sola palabra al general ni a sus victorias.

Sin embargo sucedió lo menos esperado: el espíritu y el encanto triunfaron sobre la violencia. Cuando el 14 de julio de 1817, a los cincuenta años, la muerte apartó bruscamente a Germaine de Staël de una vida llena de movimiento, pasión y sensualidad vivida, hacía tiempo que había vuelto a abrir su salón parisino con el antiguo resplandor, mientras que Napoleón había sido desterrado para siempre a Santa Elena. Allí Napoleón se sinceró una vez con su confidente Las Cases, diciéndole que no dejaba de pensar en su difunta rival y su Corinna: “Puedo verlas, oírlas, sentirlas, quisiera escapar de ellas, tiro el libro a un lado. Pero aguantaré, porque creo que es una obra interesante.”

 

charles linsmayer Es ESPECIALISTA EN LITERATURA Y PERIODISTA EN zÚrich

 

“A la luz de las antorchas se veía a Corinna y a Lord Nelvil ante una estatua de Cánovas: el ‹genio del dolor›, apoyado en los leones, el emblema de la fuerza. Lord Nevil se volvió de espaldas para no centrar la atención en él. En voz baja dijo a su amiga: ‹Corinna, estaba condenado a este dolor eterno hasta que la encontré a usted; usted ha dado a mi vida una nueva forma; mi corazón, que estaba condenado a sufrir, ahora siente a veces esperanza y está imperecederamente colmado de la más dulce perplejidad y confusión.”

(De: “Corinna oder Italien“, traducido al alemán por Dorothea Schlegel, Editorial Unger, Berlín, 1807, disponible en la editorial Tredition, Hamburgo)

 

 

Bibliografía: Parte de “De l’Allemagne” está disponible en alemán en el proyecto Gutenberg de la editorial Spiegel. “Corinna o Italia”, traducido por Dorothea Schlegel, está disponible en la editorial Tredition, Hamburgo.

Comments (0)

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

Hace cinco años el Consejo Federal anunció su decisión de renunciar a la energía atómica. Sin embargo, el proceso avanza con gran lentitud. Hasta...

Leer más

Suiza es tradicionalmente un país activo en materia de cooperación al desarrollo; pero ahora se enfrenta a un crucial cambio de rumbo. El Parlamento...

Leer más

Ninguna otra corriente artística fue más juguetona ni, al mismo tiempo, más agresiva que el dadaísmo. En respuesta a la Europa fallida y a la Primera...

Leer más
Visto
23.05.2016

Tictac de antaño

Los primeros relojes suizos de bolsillo se fabricaron en Ginebra. Eran relojes artísticos, multicolores y elegantes. Algunos de estos tesoros...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch