¡Concordancia! – conclusión con una interrogante

Georg Kohler, Catedrático honorario de Filosofía Política de la Universidad de Zúrich, observa y analiza para los suizos en el extranjero la campaña electoral suiza de 2015.

Comencemos con tres constataciones sobre las elecciones parlamentarias federales del otoño de 2015: desde que existen dichas elecciones (mediante el sistema proporcional), es decir desde 1919, nunca había logrado un partido un porcentaje tan elevado de votos como ahora la UDC – casi un 30 %, lo que merece ser mencionado como un hito histórico.

En segundo lugar, pese a todo, la mayor parte de los resultados, incluso en estas elecciones, sigue encuadrándose dentro de la normalidad federal. Aumentos y pérdidas de aproximadamente un 3 % no son nada extraordinario, incluso en nuestro estable panorama político. Algo distintas son las pérdidas de escaños. Once escaños más para la UDC, es decir, un incremento del 20 %, representa indudablemente algo muy especial para un gran partido y es atribuible en gran parte a circunstancias favorables en el reparto del resto de los escaños, la llamada “suerte de la proporcionalidad”. Lo que sin embargo resulta familiar es la participación electoral: sólo un escaso 50 % de los que tienen derecho a voto acudió a las urnas.

Tercero – y esto es lo principal – estas elecciones no aportan nada decisivo para los asuntos clave del país, más bien al contrario, ya que cuestiones como la relación con la UE, el derecho internacional, las instituciones supranacionales que se ocupan de la aplicación de los derechos humanos, siguen tan en el aire como si se hubieran fijado en una vuelta de destornillador que siguiera decidiendo entre dos alternativas. ¿Por qué? Sencillamente porque el segundo del frente de la mayoría del Consejo Nacional llamada “conservadora”, el partido liberal radical (PLR), justamente en los puntos mencionados se siente tan cercano a su socio a la derecha como las cerezas a las patatas. O sea, de manera más bien informal y bastante compleja.

¿Pero qué significa esto para los próximos cuatro años? A corto plazo, las previsiones son simples. Todo apunta a que la UDC logrará el codiciadísimo segundo escaño en el Consejo Federal y Eveline Widmer-Schlumpf, si bien ha trabajado muy seriamente, ya no formará parte del próximo Gobierno suizo. Pero para ello lo determinante no es la actitud del PLR, sino el hecho de que el encogidísimo “centro” (sobre todo el PDC y el PVL) no apoyará en bloque una tercera candidatura de Widmer-Schlumpf – con lo que no se cumple la condición que sería necesaria para que esta Consejera Federal de Los Grisones venza.

Tampoco es demasiado difícil hacer un pronóstico a mediano plazo que puede definirse simplemente – por la relación de votos en el órgano máximo del poder ejecutivo suizo –: en todos los asuntos que conciernen la relación de nuestro país con los vínculos jurídicos internacionales, respectivamente transnacionales y comunidades contractuales, por ejemplo el extremadamente importuno problema de seguridad de la hasta ahora predeciblemente sostenible vía bilateral entre Suiza y la UE, parece que en el Consejo Federal ya no sería 1:6, sino 2:5, en todo caso 3:4. Pero la mayoría seguirá situándose – pese al éxito electoral de la UDC en 2015 – en el “centro-izquierda” – para forcejear una vez más con este esquema de distribución en realidad inadecuado.

¿Qué se desprende de este análisis? Dado que el PLR es perfectamente consciente de su responsabilidad en este asunto, no hace falta seguir discutiendo sobre él y a cambio deberíamos reflexionar sobre la posibilidad de que la UDC se encuentre en un desapacible callejón sin salida para ella misma – y para nuestro país –. Con su desaforada y arriesgada política de renacionalización de las atribuciones soberanas estatales y todos los problemas estratégicos de la política exterior, contará seguramente con un tercio de los votos del electorado. Este constituye un poder de veto que en esta década se puede aplicar una y otra vez – recurriendo a plebiscitos de la democracia directa – siguiendo el modelo suizo aislacionista y que el partido propaga y defiende con cada vez mayor tenacidad.

Pero sólo se puede actuar así en detrimento de esa concordancia de contenido que, en su momento, cuando se estableció la fórmula mágica en 1959, constituía el requisito que se daba por sentado. Resumiendo: la concordancia aritmética a la que se remitirá con éxito la UDC en las elecciones al Consejo Federal en diciembre, en principio sólo es la negación de aquella concordancia que caracterizó a Suiza en la posguerra y permitió que nuestro país prosperara. Pero como ahora la receta del éxito de la UDC, el partido que ha obtenido el mayor número de votos en toda Suiza, se basa justamente en lo contrario, queramos o no tendremos que prepararnos para los tiempos difíciles y las fuertes turbulencias que no dejarán de producirse.

Comments (5)
  • Fredi Kriftner
    Fredi Kriftner at 09.11.2015
    Was Herr Kohler in seiner Prognose völlig vergessen hat, ist die künftige europolitische Entwicklung und deren Wirkung auf die CH- Politik. Die könnte durchaus massive Abweichungen von seinen Vorstellungen erwirken. So gesehen eben auch nur eine "isolationistische" Meinung. Nichts mehr.
    Mostrar la traducción
  • Rita
    Rita at 11.11.2015
    Falsch, Herr Prof. Kohler, 1959 ist die arithmetische, nicht die inhaltliche Konkordanz eingeführt worden. Bis in die 90er Jahre hinein wurden oft von der SP (BR-Partei mit 2 Sitzen) Initiativen und Referenden ergriffen, welche die bundesrätliche Politik direkt angriffen. Die SP konnte sich 1989 nicht einmal hinter die bewaffnete Neutralität stellen, das ist staatspolitisch um Dimensionen schwerwiegender, als die Infragestellung der Bilateralen durch die SVP heute. Jetzt setzt eben eher die SVP die direktdemokratischen Instrumente ein.
    Es ist deshalb unseriös, dies als unerhörten Affront abzuqualifizieren. Von einem Polit-Professor darf man seriösere Artikel erwarten, auch wenn Sie mit Links sympathisieren.
    Mostrar la traducción
  • Marc Dancer
    Marc Dancer at 16.11.2015
    Ich weis nicht auf welcher Seite Herr Kohler steht, vielleicht auf keiner - aber er nimmt alte Geschichte als Parameter für eine nicht vergleichbare neue Konstellationen in Politik u. Wirtschaft! Es geht hier nicht mehr um die Bilateralen sondern darum ob die CH durch einige verräterische Neo-Liberale- und neu-sozialistische Experimentalisten, die sich als unheilige Allianz zusammengefunden haben, in eine EU-Diktatur (s. Griechenland) gepresst werden kann od. nicht! Tragischerweise erkennen nur wenige, was das Ziel dieser Entwicklung ist: Europa soll verarmen, destabilisiert werden und damit den USA als "Troublemaker" gegen Russland dienen! Die Islaminvasion dient ebenfalls diesem Zweck! Russland soll gezwungen werden zu handeln um damit wieder als Aggressor zu gelten. Das würde den USA die Möglichkeit geben ein völlig destabilisiertes Europa zumindest teilweise zu annektieren. Europa soll für lange Zeit als Kriegszone missbraucht werden! Vergessen geht dabei, wer auf die Weltkarte sieht, dass die EU u. die CH eigentlich mit dem Osten freundliche und langfristige Cooperationen eingehen sollte. Der "alte" Sozialismus" ist längst tot - aber die neuen Machthaber wollen nicht weniger - Sklaven und Soldaten!
    Mostrar la traducción
  • Arye Ophir
    Arye Ophir at 01.12.2015
    Gut Herr Kohler, Sie haben eine Meinung; wissenschaftlich, trotz Professur, kann man sie nicht bezeichnen.
    Mostrar la traducción
  • John T.C. Mc Gough
    John T.C. Mc Gough at 16.12.2015
    Diese artikel ist reine Linke bloedsinn! oder meiner Sie S.G.Herr Prof. das30% der Schweizer falsch gewaehlt habe?
    Mostrar la traducción

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.

Suiza se vuelve más salvaje: depredadores autóctonos antes extintos regresan, lo que entusiasma a los habitantes de las ciudades sin mucha relación...

Leer más

“Panorama Suizo”: Animales antes extintos regresan a Suiza. ¿Esto debería ser una buena noticia para usted?

Reinhard Schnidrig: Sí, pero las buenas...

Leer más

Georg Kohler, Catedrático honorario de Filosofía Política de la Universidad de Zúrich, observa y analiza para los suizos en el extranjero la campaña...

Leer más

La Unión Democrática de Centro (UDC), el partido más grande, crece notablemente, los pequeños partidos del centro menguan, y también la izquierda sale...

Leer más
Política
04.11.2015

Un Mister Europa alpinista

Él es quien se encarga de sacar las castañas del fuego en Bruselas: el Secretario de Estado Jacques de Watteville es, desde agosto, jefe de las...

Leer más

A primeros de noviembre entró en vigor la Ley de los Suizos en el Extranjero (LSE), importante para los ciudadanos suizos residentes en el extranjero,...

Leer más

“Panorama Suizo”: En su opinión, ¿cuáles son las principales novedades de la Ley de los Suizos en el Extranjero?

Hans Stöckli: Es muy importante el...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch