Hombres mediocres

En junio, las futbolistas suizas participarán por primera vezen el Campeonato Mundial. Aun así, este éxito aporta poco dinero y apenas llama la atención.

Cinzia Zehnder (derecha) enfrentándose a la inglesa Katie Zelem

Llueve a cántaros sobre la cancha de fútbol. Las mujeres luchan valientemente, los hombres reprimen una carcajada. Las futbolistas del FC de Zúrich juegan contra las del club bernés BSC Young Boys. En el campo de juego también hay tres mujeres futbolistas de la selección nacional que viajarán a Canadá en junio para jugar en el Campeonato Mundial: Fabienne Humm y Cinzia Zehnder, del club zuriqués, y Florijana Ismaili, de Berna. Es la primera vez en la historia del fútbol que las suizas pueden participar en el Campeonato Mundial.

En el partido de aquel sábado de marzo se encuentra en las gradas de los espectadores del centro deportivo zuriqués con césped Heerenschürli un puñado de familiares de las jugadoras. El fútbol femenino apenas despierta interés público en Suiza, ni siquiera en las últimas semanas antes de los Mundiales y pese a que se trata de un momento histórico. En la redacción deportiva de un gran periódico de difusión en varias regiones, nadie se presenta como voluntario para ser reportero e informar desde los Mundiales en Canadá. Las revistas que se afanan por informar inmediatamente sobre cualquier amorío y los coches que compran los futbolistas apenas se ocupan de las futbolistas femeninas. Ni siquiera «Playboy», donde aparecieron retratadas las futbolistas de la selección nacional alemana, ha dado señales de vida, aunque algunas de las suizas harían sin duda un papel más que digno en esa revista.

Tan emocionante como un sorteo de lotería

¿Por qué, se pregunta uno, siguen en la sombra las futbolistas en un país como Suiza, entusiasmado por el fútbol? “El juego es, en general, tan interesante como un sorteo de lotería cuando uno no ha rellenado ningún boleto”, escribió una vez un columnista del «NZZ am Sonntag» refiriéndose a las experiencias vividas por los espectadores del fútbol femenino. Y opinaba que las señoras eran lentas. Y flojas, también técnicamente. Por cada pase que logra una jugadora hay unos diez fallidos, lo que en resumidas cuentas refleja las reservas y los prejuicios habituales contra el fútbol femenino. Además hay muchos que lo encuentran antiestético. Este deporte sigue teniendo la mala fama de ser el escenario de las lesbianas peleonas con bigote.

¿Pero corresponde a la realidad? En el partido de Zúrich, bajo una lluvia torrencial, la capitana del FCZ, Humm, rastrea la cancha con la mirada. En este momento tiene la pelota, lanza al aire la pierna derecha, no logra atajar la pelota y tropieza. Dos hombres en las gradas de los espectadores se ríen, pero sólo momentáneamente, enseguida se muerden los labios – porque saben que no es políticamente correcto. Poco después, la pelota lanzada aterriza en la basura, al otro lado del campo de fútbol. En otra ocasión, es una espectadora la que recibe un pelotazo en el hombro, con lo que se le cae la salchicha de la mano.

Pero también hay exactamente tantos tiros errados y jugadores poco concentrados cuando en la cancha juegan hombres. Técnicamente, algunas mujeres futbolistas no tienen nada que envidiar a los hombres. Pero lo cierto es que hay grandes fluctuaciones en el fútbol femenino, lo cual también está relacionado con el hecho de que todavía sigue teniendo en general el estatus de deporte de aficionadas. Actualmente sólo hay tres suizas con un contrato profesional. Pero ninguna de ellas juega en un club suizo. Lara Dickenmann, de Kriens, ha estado siete años con el club francés Olympique Lyon, y desde abril juega con VFL Wolfsburg; Ramona Bachmann, de Malters, juega en Suecia, y Vanessa Bürki, de Grenchen, ha sido contratada por el FC Bayern.

No hay razón para ignorarlas

Lo cierto es que las mujeres juegan más lentamente y con menos fuerza que los hombres, lo que muy probablemente nunca cambiará. Pero ésta no es una buena explicación para la falta de popularidad del fútbol femenino. En atletismo no le preocupa a nadie que las mujeres necesiten un segundo más en las pruebas de 100 metros y que en el salto con garrocha inicien el descenso un metro por debajo de la altura a la que lo hacen los hombres. En algunos países de Escandinavia, en Alemania, en EE.UU. y en Japón, el fútbol femenino también tiene otro estatus que en Suiza. En EE.UU., el fútbol es más bien considerado como un deporte femenino.

Desde hace años se observa claramente que las jugadoras se esfuerzan por librarse de la imagen de marimacho, que hace perder atractivo a este deporte. Así pues, las mujeres se muestran marcadamente femeninas. El porcentaje de futbolistas suizas con pelo largo es mayor que el de la población general. Algunas jugadoras tienen un cuerpo verdaderamente menudo, muchas salen al campo de juego maquilladas y se mueven con gracia. Incluso para ojos masculinos muy sensibles no existe, en este sentido, ninguna razón más para ignorarlas.

Trabajo al cien por cien además del entrenamiento

Durante el partido entre las zuriquesas y las bernesas uno se entretiene de verdad después de un rato, observando a la derechísima Humm con su estilo de juego claro y dinámico, o mirando a Cinzia Zehnder, de 17 años, una jugadora de gran talento con largas y delgadas piernas que le confieren una cierta rigidez y que parece plantearse siempre una interrogante. Pero entonces mete un gol. Y cuando las bernesas marcan a su vez un gol en el minuto 70, Zehnder canaliza su descontento lanzando un segundo tiro a portería, con lo que llega al decisivo 2-1.

Zehnder está haciendo el bachillerato; termina este verano. Y por suerte puede posponer los exámenes para jugar en el Campeonato Mundial. Humm ha trabajado hasta hace poco al 100% como empleada comercial. Ahora, con vistas al Campeonato Mundial, ha reducido al 80%, para poder prepararse mejor. Este deporte, por el cual las jugadoras de la selección nacional hasta ahora apenas reciben dinero y sólo una atención marginal, les exige mucho. Es un hobby que requiere mucho tiempo. Tienen que entrenarse cinco veces por semana – y ocuparse ellas mismas de todo. Tras los partidos son ellas las que desmontan las porterías con sus propias manos después de los ejercicios de enfriamiento.

“Es estupenda, cree en nosotras”

El mayor problema del fútbol femenino suizo son las finanzas. Falta dinero y un fomento real de las mujeres en los clubes. Y aunque cada vez hay más chicas a las que les gusta jugar al fútbol y los padres ya no se oponen, siguen sin ser miembros de pleno derecho. A menudo, las jóvenes promesas no cuentan siquiera con sus propias duchas en los clubes locales. Tales debilidades estructurales hacen que muchas pierdan la motivación. La falta de disponibilidad por parte del club de fútbol a invertir en el fútbol femenino repercute en la insuficiente apreciación de las chicas.

Desde que está claro que la selección nacional femenina suiza participará en el Campeonato Mundial de 2015, al menos se les ayuda más. “Muchas jugadoras han recibido un programa individual”, cuenta Zehnder después del enfriamiento. En su caso, mide 1,80 metros y pesa 60 kg, lo principal es la musculación, la alimentación rica en proteínas, los ejercicios con aparatos de gimnasio. Otras tienen que trabajar más bien la parte atlética o la condición física. Las jugadoras han asistido a conferencias sobre nutrición y reciben además clases de entrenamiento mental, como es habitual desde hace tiempo en el deporte de élite.

La entrenadora de la selección nacional, la alemana Voss-Tecklenburg, que entrena a las suizas desde 2012, se encarga del resto. Voss-Tecklenburg antes era futbolista y disputó 125 partidos internacionales, fue tres veces futbolista alemana del año y en 1995 todavía jugaba cuando los alemanes se proclamaron subcampeones del mundo. Sobre su filosofía como entrenadora dice: “Yo misma era una jugadora agresiva, por eso me gusta el fútbol agresivo”. Fabienne Humm dice de Voss-Tecklenburg: “Sencillamente, es estupenda, cree en nosotras.” Y añade que ha inoculado al equipo “la mentalidad alemana”, dice Humm riéndose. Es una característica positiva: no rendirse, correr tras cada balón. Creer en los propios puntos fuertes. “Ella nos enseñó que también somos alguien.” Así, de un grupo de chicas inseguras a las que simplemente les gustaba jugar al fútbol, ha formado un equipo.

¿Y cuáles son las expectativas realistas en vistas del Campeonato Mundial? “Lograr llegar a los octavos de final”, dicen Humm y Zehnder.

Provocadora publicidad

Cuando las futbolistas hacen publicidad en Youtube para sí mismas y su deporte se muestran rebeldes y enérgicas. Arrastran tractores tirando de una maroma y espetan a los futbolistas profesionales masculinos la pregunta: «Do you have the balls?» – “¿A que no tienen agallas para grabarlo con nosotras?”, a pesar de que es justamente la comparación con los hombres la que hasta ahora ha perjudicado al fútbol femenino.

El fútbol femenino tiene todavía un largo camino por recorrer en Suiza, hasta que un día, quizá, sea tomado en serio. Y aunque hace poco el Presidente de la FIFA, Sepp Blatter, anunció que quería que el fútbol femenino llegara tan lejos como el masculino, lo cierto es que se supone que, teniendo ya 79 años, no vivirá ese día.

claudia Schumacher es redactora del «nzz am sonntag»

En Vancouver, contra las campeonas del mundo

Del 6 de junio al 5 de julio se celebrará en Canadá el Campeonato Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA 2015. Para las suizas se tratará de un auténtico desafío desde el principio: El primer partido, el 8 de junio, lo disputarán en Vancouver contra el país aún campeón del mundo: Japón. Más de la mitad de las jugadoras suizas han firmado contratos con clubes extranjeros. No obstante, la sección femenina del FC de Zúrich, como mejor club de fútbol femenino de Suiza, tiene el mayor contingente de jugadoras de la selección nacional. Es casi seguro que Fabienne Humm, Cinzia Zehnder y Nicole Remund participen en Canadá; también Selina Kuster tiene muchas posibilidades. Y si llegan a los octavos de final, las suizas habrán alcanzado la meta.

Comments (16)
  • Ulrich Kapp
    Ulrich Kapp at 16.05.2015
    Ich finde die Vorurteile gegenüber dem Frauenfußball sehr schade!
    Natürlich gibt es Unterschiede zum Herrenfußball - so ist beispielsweise der Frauenfußball bei weitem nicht so hart und brutal.
    Dafür aber durchaus reich an packenden Szenen und spannenden Zweikämpfen.
    Und im Gegensatz zum Herrenfußball hat man tatsächlich das Gefühl ein Spiel zu erleben und nicht einen Kampf der Gladiatoren bis auf's Blut.

    Ein wenig mehr an Aufmerksamkeit durch die Presse und ein mehr Geld durch Verbände und Sponsoren könnte dem Frauenfußball allerdings gut tun.
    Also tut was, ihr Herren in den Vorstandsetagen der Unternehmen und Verbände!
    Mostrar la traducción
    • Chris S
      Chris S at 21.05.2015
      Ich bin auch Schweizer und lebe in Calgary, ich finde diese Vorurteile absurd, die Frauen spielen Fussball und liegen dann bei einem Foul nicht am Boden und waelzen sich bis der Schidsrichter pfeifft oder um Zeit zu gewinnen. Ich habe schon viele Spiele beobachted und mir scheint, dass die Frauen viel weniger "saemele" als die Maenner. Was noch dazu kommt ich habe tickets fuers Spiel Kameroon - Schweiz gekauft welches in Edmonton gespielt wird.
      Mostrar la traducción
    • Marc G. Miller
      Marc G. Miller at 21.05.2015
      Es sind nicht nur Unterschiede zwischen den Maennern und Frauen. Sowohl die hochbezahlten Superstars als auch Amateur-Fussballer koennten einiges von den Frauen lernen um selber atraktiver zu werden. Ich denke da vor allem an:
      - meckern bei Schiedsrichter-Entscheiden
      - Schwalben
      - hinterhaeltige Fouls
      - Zeit schinden
      etc.
      Natuerlich gibt es Beispiele mit denen man das Gegenteil belegen kann; aber im Durchschnitt stehen die Frauen dem FIFA Slogan "respect" wesentlich naeher als die Maenner.
      Mostrar la traducción
    • Paul Eggel
      Paul Eggel at 14.06.2015
      Wait a minute! I love watching women football, but I do not try to compare it to men's soccer.
      However, Claudia Schumacher article is very clear and honest.
      I don't think it takes anything away from the game, it just states the realities of the day.
      Women are women, and we love it that way.
      Aloha
      Mostrar la traducción
  • Oursin Bühler
    Oursin Bühler at 17.05.2015
    Da gebe ich Hr. Kapp in allen Punkten recht.
    Ich finde Frauenfussball sehr unterhaltsam und er hat mehr Aufmerksamkeit verdient.
    Noch etwas positives: Frauenclups haben keine idiotischen "Fans", die sich die Köpfe einschlagen ;-)
    Sehr schwach hingegen ist, dass sie keine eigenen Duschen haben!
    Mostrar la traducción
  • Beat Stauber
    Beat Stauber at 19.05.2015
    I bin Schweizer, lebe aber in den USA. In Portland, Oregon spielt unser Frauenteam Thorns FC im selben Stadion wie die Männer, und die durchschnittliche Zuschauerzahl ist über 13'000 (21'000 für die Männer). Die Frauennationalmannschaft is fast gleich populär wie die Männernationalmannschaft. For ein paar Tagen hatten 27'000 ein Freundschaftsspiel der Frauennationalmannschaft in Los Angeles besucht. Ich wünschte es könnte in anderen Ländern auch so sein. Ich weiss dass ich die Frauen WM verfolgen werde, natürlich beide Teams, Schweiz und USA.
    Mostrar la traducción
  • Laura B
    Laura B at 20.05.2015
    Ich lebe auch in den USA (los Angeles) und ehrlich gesagt finde ich diese Vorurteile skandalös. Vorallem dass die Mädchen in den Fussball Clubs nicht mal Duschen haben. In welchem Jahrhundert ist die Schweiz stecken geblieben? Wie soll die nächste Generation an sich glauben wenn sie immer noch so begrenzt "gleichwertig" behandelt wird? Wenn die Schweizer ihre WM Frauen nicht unterstützen find ich das mehr als schade. Den Schweizer Mädchen wird weiterhin klar gemacht dass sie vielen Orten immer noch nicht willkommen sind, zum Beispiel auf dem Fussball Platz. Dass sie dort nur belächelt werden und als unweiblich (also unwertig) gelten. Seriously?!? ich würde behaupten, die Schweiz verpasst ihren Zug... Um im nächsten Zeitabschnitt international mithalten zu können, ökonomisch wie auch kulturell, muss man auf die Frauen rechnen und ihnen Platz schaffen im "limelight". Fussball ist ein Beispiel dafür. Frauenfussball ist etwas weniger schnell, die Bälle fliegen im Schnitt weniger stark und jedoch sind die Spiele gerade in den USA beliebt weil sie mehr zusammen Arbeit und Taktik ins Spiel bringen.
    Wenn sich die Media nicht um die Frauen WM tut, wird sich auch kaum ein Mädchen ein Vorbild machen. Wer will schon so hart trainieren um sich öffentlich belächeln zu lassen?
    Mostrar la traducción
  • eric v.
    eric v. at 21.05.2015
    I am from the USA, where soccer is indeed mostly considered a woman's sport. In the man's world of athleticism, American football, baseball, basketball, and hockey are kings in this country. And yet, woman soccer is in its third round of professional soccer league and not fairing well for that matter. The stadiums are almost empty, and the players salaries are mediocre, if existent at all. A few women players enjoy some financial success through advertisement contracts, not thanks to their skills though. No, it's the looks that sell for most of them. Welcome to the world of man... but can men be blamed? After all, the scientific fact that women are neither as fast not strong as men is undeniable. Just as recently as a few years ago, the U.S. woman national team scrimmage against a high school body team because the young men possessed the same physical abilities as these fully grown, well trained female athletes. No, it must be accepted although politically incorrect: woman soccer will never be at the physical level of man soccer. And so what? Let our wives and daughters enjoy playing the game, and let us cheer them on anyway. Not every son and husband will be successful either, and yet we support their dreams anyway because that's what love compels us to do. And that's the truth behind any sport: the love for the game drives us to support our favorite teams, through victories and defeats, greatness and poor display.
    Mostrar la traducción
    • Dustin B
      Dustin B at 30.05.2015
      I don't understand this "soccer is a women's game in the US". Sure, soccer, basketball and volleyball are probably the top games for women, but there is no sense that only women play them.
      Mostrar la traducción
  • Rudy E.
    Rudy E. at 25.05.2015
    I also live in the US and watch a fair amount of soccer. The game the US team plays measures up in many ways to some men teams. The offencive way they play is surely more fun to watch then those super defencive matches one can see from mens teams. The Swiss seem to once again be slow to recognize the value of something "new" to them. Measured on the results of the Swiss teams in the international competition in Europe on the mens side, they should not look down at the newcomers in the sport. The observation about the sometimes violence watching those mediocre mens matches is spot on too. And the theatrics on the field I rarely seen in womans soccre.So, go go go Switherland, I will be watching you!! Good luck!!Just look at those laughing at you, they may not be half as fit as you are! Keep going, the Swiss are just a little slow sometimes!
    Mostrar la traducción
  • Sylvianne Sieglé
    Sylvianne Sieglé at 27.05.2015
    excellent article. Les footballeuses sont des amatrices et doivent gagner leur croûte autrement que pat le foot. Les hommes, par contre, ont des salaires mirobolants et n'ont pas besoin d'un travail pour se nourrir. Ils s'entraînent durant la journée, les femmes: après le boulot.
    Bonne chance aux suissesses durant ces mondiaux!
    Mostrar la traducción
  • Rachel Pugh
    Rachel Pugh at 28.05.2015
    This article is condescending and offensive. It shows just how far behind Switzerland is as far as equality is concerned.
    Mostrar la traducción
    • Dustin B
      Dustin B at 29.05.2015
      Seconded. I was stunned at how utterly patronizing this article was. It makes a mockery of equality and unwittingly buys into the devaluing of women's sports that it attempts to report on.

      I read this out loud to my wife, and we had a rollicking laugh at how backwards Switzerland is on this point. Seriously, the Swiss government is publishing this? I think the Swiss women's team has a right to feel devalued on more than just the financial front.

      Best of luck to the Swiss at the 2015 cup!
      Mostrar la traducción
    • M. Stillhart (NL)
      M. Stillhart (NL) at 02.06.2015
      Ich unterschreibe diese beiden Kommentare. Dieser, wahrscheinlich unbeabsichtigt, herablassend formulierte Artikel zeigt, wie tief das rückständige Frauenbild in der schweizer Seele verankert ist. Sogar der provokative Titel verfehlt sein Ziel.

      Ich gratuliere dem Frauenteam zur WM-Qualifikation und wünsche ihnen viel Erfolg!
      Mostrar la traducción
  • A. Zwimpfer
    A. Zwimpfer at 09.06.2015
    Just watched the Switzerland-Japan FIFAWWC match at BC Place last evening after reading this article a few days earlier. The squad was not at all like this portrayal. They were strong, they were fast and there is a great abundance of brilliant two-footed technicality on this team, as well as team-play strategy.
    Mostrar la traducción
  • Marisa Wunderlin
    Marisa Wunderlin at 18.06.2015
    Liebe Frau Schumacher

    Dass Sie einen überspitzten und provokativen Artikel schreiben, damit könnte ich leben. Nicht jede/r muss Frauenfussball gern haben, Sie dürfen sich an einem Spiel mit dürftigem Niveau stören, und es ist ihr Recht ihre Meinung in einem solchen Artikel einzubauen. Nichts desto trotz brüskiert mich Ihr Artikel stark, weil er aufgrund der Wortwahl schlicht respektlos ist und ihre Recherchen mehr als nur ungenügend waren!

    Ihre Aussage „Es gibt auch für sensible männliche Augen ... keinen Grund mehr wegzusehen.“ ist bereits ziemlich frech, reduziert er doch Frauen die Spitzensport betreiben auf ihr Aussehen, das wohl herzlich wenig zu einem Sieg beiträgt. Noch viel unglaublicher finde ich aber diesen Satz: „... Martina Voss-Tecklenburg hat aus einer Gruppe unsicherer Mädchen, die halt gerne tschutten, eine Mannschaft geformt.“ Sie betiteln notabene erwachsene Frauen (teilweise älter als sie selbst, Frau Schumacher), die erfolgreich Beruf, Studium, Schule und tägliches Training vereinen, die mitten im Leben stehen als „unsichere Mädchen, die gerne tschutten“. Da fehlen mir schlicht und einfach die Worte....

    Was ich hingegen fast noch schlimmer finde, sind ihre schlechten Recherchen! Dass bei dem von Ihnen beschriebenen Spiel die genannten Nationalspielerinnen nicht korrekt waren, die Schweiz weit mehr Spielerinnen mit Profiverträgen hat, sie gar eine der Spielerinnen von Bayern München nennen und die andere schlicht vergessen, dass Lara Dickenmann zwar im April einen Vertrag unterschrieben hat, aber erst ab Juli bei Wolfsburg spielt, und und und. Dies alles sind Tatsachen, die sie mit kleinstem Aufwand hätten korrekt recherchieren können. Sollte Ihnen tatsächlich nicht bekannt sein, wo diese Informationen zu finden sind, so dürfen Sie mich gerne in Zukunft vor dem Schreiben eines Artikels über den Frauenfussball kontaktieren! Ich bitte Sie gar darum.

    Freundliche Grüsse
    Marisa Wunderlin
    Assistenztrainerin FC Zürich Frauen NLA
    Mostrar la traducción

Escribir un comentario nuevo

Los comentarios se aprueban en un plazo de 1 a 3 días. La redacción se reserva el derecho a no publicar comentarios discriminatorios, racistas, que atenten contra el honor o inciten al odio. Aquí explicamos detalladamente las reglas a seguir cuando quiera hacer comentarios.
Deporte
06.05.2015

Hombres mediocres

En junio, las futbolistas suizas participarán por primera vezen el Campeonato Mundial. Aun así, este éxito aporta poco dinero y apenas llama la...

Leer más

La decisión del Banco Nacional de abandonar su política de control del franco suizo fue motivada por el temor a una pérdida de control de la moneda,...

Leer más

Inmigración: así se denomina en Suiza la manzana política de la discordia del año. Para los que ya están aquí, lo más crítico es ante todo saber cómo...

Leer más

Samir tenía seis años cuando salió de Irak y llegó a Suiza en 1961. Hoy es uno de los cineastas más famosos de Suiza. Hace más de diez años empezó a...

Leer más

Georg Kohler, catedrático jubilado de Filosofía Política de la Universidad de Zúrich, observa y analiza para los suizos en el extranjero la campaña...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch