El shock del franco deja profundas huellas

Ha trascurrido más de un año desde que el Banco Nacional Suizo (BNS) abandonara el tipo mínimo de cambio frente al euro. La medida ha costado hasta ahora más de 10 000 puestos de trabajo y reducido a la mitad el crecimiento económico.

Un centro comercial en Alemania, cerca de la frontera suiza, da la bienvenida a sus clientes con un “Grüezi”; el turismo de compras es una de las consecuencias más visibles de la fortaleza del franco. Foto Keystone

Tras el 15 de enero de 2015, el tipo de cambio frente al euro cayó de 1,20 a menos de un franco. Entretanto se ha estabilizado en torno a 1,10 francos. Fuente www.xe.com

El jueves 15 de enero de 2015 fue un momento difícil para Thomas Jordan, cuando se presentó ante los medios. Al Presidente del BNS se le notaba claramente tenso, ya que su decisión, anunciada pocas horas antes, a las 10:30 horas, desencadenó un seísmo en el mercado de divisas: había dejado de existir el tipo mínimo de cambio del franco a 1,20.

En lugar de eso, la Junta Directiva del BNS, compuesta por tres miembros, decidió apostar por tasas de interés negativas: “Para que el abandono del tipo mínimo de cambio no conduzca a endurecer de manera desproporcionada las condiciones monetarias generales, el BNS reducirá considerablemente los intereses”, declaró Jordan. La introducción de un interés de penalización del -0,75 % sobre los haberes bancarios, apuntaba a disuadir a los inversores de colocar su dinero en francos –y a asegurar que el franco no se revalorizara demasiado. Esta meta sólo se logró a medias: a lo largo de las importantes crisis que se experimentaron en los últimos meses afluyó menos dinero a Suiza; la presión al alza fue, incluso en situaciones como la de la crisis griega del verano pasado, menos importante que en años anteriores.

En cualquier caso, Suiza es desde el 15 de enero de 2015 el único país pequeño de Europa con una economía muy abierta, que renuncia a todo tipo de vinculación con las grandes zonas monetarias –con repercusiones que seguirán sintiéndose, pese a que la revalorización inicial del franco en casi 20 % frente al euro entretanto se ha reducido a la mitad–. Y si bien la economía suiza no ha entrado en recesión, el shock del franco ha dejado profundas huellas en la industria, el comercio y el turismo.

Reina una gran inseguridad

La inseguridad sobre la futura evolución del tipo de cambio sigue siendo considerable: “Desde la crisis financiera de 2008, la política monetaria está fuera de control, y desde entonces Suiza tiene que pagar los platos rotos y contrarrestar con su moneda el nerviosismo de los mercados financieros”, afirma Martin Neff, Economista-Jefe del Grupo Raiffeisen. Según él, nos encontramos desde 2008 en una fase de revalorización fuera de lo común, que sólo puede equipararse con los difíciles años posteriores a 1973, cuando se perdió cerca de un 10 % de los puestos de trabajo en Suiza. Esta postura la comparte el economista Bruno Müller-Schnyder, quien ha intentado plasmar en un escrito los costes derivados del abandono del tipo mínimo de cambio, los cuales se observan en varios ámbitos:

Coyuntura: la desvinculación del franco respecto al euro ha paralizado la economía, antes muy dinámica. En lugar de progresar a un ritmo de crecimiento del 1,9 % como en 2014, la economía suiza avanzó, según las últimas estimaciones, únicamente a un ritmo de 0,7 % en 2015, frente a la expansión de la economía de la zona euro que fue del 1,8 %. Con un crecimiento del +1,1 % pronosticado por el KOF, este año también Suiza se quedará claramente rezagada frente a Alemania (con un crecimiento previsto del +1,8 %.)

Mercado laboral: Cuando la economía se paraliza, no tarda en aumentar el desempleo. En enero de 2016 la tasa de desempleo se incrementó al 3,8 %, cuando era del 3,5 % un año antes. En total hay actualmente 163 000 desempleados registrados en Suiza, un 8,4 % más que en enero de 2015. Esta es la cifra más elevada desde abril de 2010. Este fenómeno afecta a las empresas que producen sobre todo en Suiza y apenas se benefician de los precios más bajos de las adquisiciones en el extranjero. Entre ellas se encuentran los sectores industriales clásicos como el metalúrgico, el electrotécnico, el relojero y el de maquinaria e ingeniería automotriz. “Se pronostica una mayor pérdida de puestos de trabajo en el sector industrial“, declara Martin Neff. Por su lado, Valentin Vogt, Presidente de la Patronal, parte de la base de que el fortalecimiento del franco redundará, hasta mediados de 2016, en la pérdida de unos 20 000 puestos de trabajo. Mientras tanto disminuyen las cifras del desempleo en Europa: Alemania registra la tasa más baja desde 1991. En los Estados federados alemanes de Baden-Württemberg y Baviera, que colindan con Suiza, la cuota descendió en diciembre al 3,7 % y al 3,4 %, respectivamente.

Cambio estructural: el crecimiento del Producto Interior Bruto oculta el hecho de que la industria suiza está en recesión y que su evolución retrocede. Desde 2008 se han perdido aquí unos 45 000 puestos de trabajo. Las empresas orientadas hacia el extranjero intentaron mantener sus cuotas en los mercados extranjeros, renunciando a su margen de beneficios. Pero ahora apuestan cada vez más por la compra en el extranjero, la deslocalización, el ahorro de gastos y el recorte de plantillas. Desde que se acabó el tipo mínimo de cambio les falta seguridad de planificación a la hora de realizar inversiones. “Las empresas orientadas hacia la exportación todavía no han asimilado la revalorización del franco”, afirma también Daniel Küng, Director de Switzerland Global Enterprise, la Organización para el Fomento del Comercio Exterior. “El verano pasado, muchos empresarios sencillamente no sabían cómo afrontar el fortalecimiento del franco, cómo mantener las ventas y el margen de beneficios.” Entretanto la situación se ha tranquilizado un poco, gracias al ligero debilitamiento del franco. “Las empresas han incrementado su productividad, alargando las jornadas laborales, comprando cada vez más en el extranjero, trasladando a otros sitios ciertos procesos o suprimiéndolos de plano”, asevera Küng sobre la base de un sondeo empresarial. “En Suiza ha comenzado un proceso de desindustrialización”, observa a su vez Franz Jaeger, experimentado político económico y catedrático honorario de Economía de la Universidad de San Gall: opina que la economía suiza está siendo sometida a una adaptación estructural de profundas repercusiones, “pero basada en tipos de cambio distorsionados, es decir, no justificados desde el punto de vista de la economía real”, critica Bernd Schips, ex Director del Centro para la Investigación sobre la Coyuntura KOF de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH).

Turismo de compras: para la mayoría de los suizos ésta es la consecuencia más inmediata de la fortaleza del franco: ahora las vacaciones en el extranjero son más baratas y sus compras al otro lado de la frontera cuestan menos. Llevar en el bolsillo un franco sobrevalorado anima a los suizos a viajar con mucha mayor frecuencia al extranjero, donde el año pasado gastaron de 12 a 13 mil millones de francos. Los minoristas suizos pierden miles de millones de francos en su volumen de negocios, por las distorsionadas relaciones monetarias. En los centros de las ciudades de Basilea y Zúrich, muchas tiendas han tenido incluso que cerrar. Y el turismo suizo ha sufrido cuantiosas pérdidas por la menor afluencia de turistas europeos: el número de reservas hoteleras por parte de europeos descendió un 4,3 %, y en las regiones montañosas la disminución fue aún más drástica. El creciente número de turistas chinos no llega a compensar este déficit, debido a que los turistas asiáticos gastan mucho menos que los europeos en alojamiento y comida.

Deflación: Como consecuencia del fortalecimiento del franco, los productos de importación son mucho más baratos, lo que en diciembre redujo los precios al consumo en un 1,3 % con respecto al año anterior. Y aunque el BNS debería velar por la estabilidad monetaria, desde hace varios años los precios siguen a la baja.

Ahorro: Los intereses negativos y el bajísimo nivel de las tasas de interés desalientan a los ahorradores y a las cajas de pensiones, que ya casi no obtienen rendimientos de sus inversiones. Como repercusión concreta de los intereses negativos, la Asociación de Cajas de Pensiones Asip cuenta con una carga directa de unos 400 millones de francos. Pero también en caso de haberse mantenido el tipo mínimo de cambio probablemente se habría tenido que bajar el tipo de referencia a un nivel negativo.

El abandono del tipo mínimo de cambio ha ejercido tanta presión sobre la economía suiza, debido a que el franco se revalorizó de la noche a la mañana. Un seguimiento a largo plazo (durante 40 años) muestra que el valor exterior del franco frente a 27 países –sin tomar en cuenta la inflación– sólo ha aumentado en promedio un 0,4 % anual. La economía puede superar sin problemas fases de revalorización continua.

La repentina caída del euro tras el abandono del tipo mínimo de cambio (de 1,20 a unos 1,02 francos), además de motivar al BNS a introducir intereses negativos, lo incitó a intervenir en el mercado de divisas, desde enero de 2015. “La revalorización del franco es tan fuerte, que es imposible que no tenga repercusiones muy negativas en las industrias de exportación y el turismo”, declaró Serge Gaillard, Director de la Administración Financiera Federal. En el verano de 2015, el BNS estabilizó el tipo de cambio durante la reavivada crisis griega en unos 1,04 francos, mediante la compra de divisas por un monto de 18 mil millones de francos. Se consideró que un tipo de cambio del franco muy próximo a la paridad con el euro sería sumamente perjudicial para la economía suiza. En enero, el BNS logró mantener el tipo de cambio alrededor de 1,10 francos.

Críticas al Banco Nacional

En el balance del BNS se advierten las huellas de la compra de divisas, pues entre enero de 2015 y enero de 2016 las reservas de divisas volvieron a dispararse: aumentaron 77 mil millones de francos y suman ahora 575 mil millones. Aproximadamente la mitad de este incremento es atribuible a las intervenciones del BNS, el resto a la ligera revalorización de las monedas extranjeras y los rendimientos de las inversiones en monedas extranjeras.

Las críticas sobre la gestión del BNS van en aumento. Si bien los guardianes de la moneda repiten incansablemente desde enero de 2015 que no había alternativa a la desvinculación del franco con respecto al euro, no todos los economistas comparten este punto de vista. Para Jaeger, catedrático de Economía, es un hecho que hacen falta intervenciones más enérgicas. “El BNS debe debilitar el franco”, reivindicó el pasado noviembre. Por otra parte, el economista Bruno Müller recomienda , lo mismo que toda una serie de catedráticos, un nuevo tipo mínimo de cambio frente a una cesta de monedas compuesta por dos unidades de euros y una de dólares.

No obstante, muchos indicios apuntan actualmente a que el BNS no quiere un cambio radical de enfoque, sino que trabaja con un tipo mínimo de cambio implícito, es decir, no declarado oficialmente. Al fin y al cabo, el actual nivel del tipo de cambio (aproximadamente 1,10 francos frente al euro) ha logrado mejorar notablemente la situación de amplios sectores de la economía suiza.

Daniel Hug es responsable de la sección de Economía del “NZZ am Sonntag”

Comments (14)
  1. Profairness Profairness at 30.03.2016
    Es ist nur die halbe Wahrheit. Wenn es eine Reihe von Professoren gibt, die das Handeln der Nationalbank kritisieren, so gibt es ebenso eine Reihe die das Gegenteil sagen.
  2. rupsel rupsel at 30.03.2016
    Das aber die Auslandsschweizer darunter leiden, wegen den Wechselkursen kein Wort, oder viel zu hohen Gebühren für Auslandsschweizer bei den Banken.
    Die Nationalbank treibt da ein Spiel das Schweizervermögen vernichtet und zwar der Schweizer Bevölkerung seines.
    Wenn die Wirtschaft endlich mal mehr für die Produktion tun würde als nur in Gebäude und aufgeblasene Verwaltung inkl. den Manager die horrende Bonus abstauben. Dann würde das ganze anders Ausschauen aber eben der kleine kann sehen wo er bleibt. Das gleiche gilt für die Bundesverwaltung und Parlament mit überbezahlten Bundesrat. Da wird nichts grossartiges gemacht sondern nur kassiert.
    1. Kurt Kurt at 01.04.2016
      Dass der Auslandschweizer im EURO-Raum unter der de facto Aufwertung leidet ist nur bedingt wahr. Ein AHV-Rentner im EURO-Raum hat doch dadurch eine Rentenaufbesserung von ca. 10% bis 20%
      Andersherum sind die hohen Kontogebühren für Auslandschweizer. 6.-CHFR pro Monat sind für die Bank, bei 2000.-CHFR Rente = 3.6% Bruttorendite. Dazu kommt für die Konvertierung in EURO nochmals ca. 5% für die Bank. Also eine Belastung für den Rentner von ca. 8,6% auf seine Einkünfte. Also wiederum ein gutes Geschäftsmodell für die Banken.
  3. Ralf Muggli Ralf Muggli at 31.03.2016
    Kein Wort zur Schweizer Vollgeldinitiative in diesem Artikel...erstaunlich und syptomatisch. Das Pferd wird so lange geritten, bis es zusammenbricht. Die Machtoligarchen verdienen danach noch am Kadaver...aber was kommt danach? In Wahrheit traut sich niemand persönlich, sich zu weit von der Futterkrippe zu entfernen, weil er/sie es nicht wirklich durchschaut und hinterfragt. Bis er/sie irgendwann selbst zum Opfer dieses irrsinnigen Machtsystems wird. Ups, war das jetzt hetzerisch oder ehrenverletzend?
  4. Erwin Balli-Bautista-Ramos Erwin Balli-Bautista-Ramos at 31.03.2016
    In medias res
    Das vorhersehbare desaströse Eurodebakel der Nationalbank.
    Der Umstand, dass jenseits der schweizer Grenze die Welt nicht aufhört. Ebenso, dass sich der CFR infolge seiner Eigenschaft als geradezu ideales Spekulatiionsobjekt an-
    bietet, verbunden mit dem vorhandenen internationalen Ri-
    sikopotenzial, lässt doch nur einen einzigen Schluss zu.
    Wechsel der Währung. Denn zur Zeit sind wir noch in der Lage zu verhandeln. Aufgrund der obwaltenden Umständen ist es doch abzusehen, dass der CFR kurzfristig durch die Decke gehen wird. (Dasselbe, ein wenig anders, gilt auch für einen Eintritt in die EU)
    Es ist mir bewusst, dass aufgrund meiner nüchternen Ana-
    lyse ein wahrer Tsunami der Empörung aufkommen wird. Ich kann damit leben, Denn die Erfahrung meiner letzten 50(fünzig)Jahren beweisen mir immer wieder folgendes. Je lauter das Wehgeschrei und je dicker die Krokodilstränen,
    desto näher bin ich bei der WAHRHEIT.
  5. Philipp Rederlechner Philipp Rederlechner at 31.03.2016
    Ich bin einer von denen, die wegen dem Frankenschock die Arbeit verloren haben. Doch statt mich Arbeitslos zu melden, bin ich ins Ausland ausgewandert und arbeite nun dort...
    1. Erwin Balli-Bautista-Ramos Erwin Balli-Bautista-Ramos at 02.04.2016
      Sehr geehrter Herr Ph. Rederlechner

      Allen Respekt Ihnen gegenüber und viel Glück weiterhin.
  6. Daniel Trächsel Daniel Trächsel at 03.04.2016
    Die Nationalbank agiert im Stillen, das ist nötig und gut so, weil Sie sich damit nicht mehr erpressbar macht bei den Währungsspekulanten, die wissen dann nicht im Voraus ob die Nationalbank stützt, deshalb sind die Bewegungen im Euro derart heftig, würden Sie gestützt, wären die Ausschläge im Devisenmarkt nicht so schwankend, aber man kann täglich sehen wenn die Nationalbank eingreift!
  7. Peace Officer Peace Officer at 03.04.2016
    Die Arbeitslosenrate in der BRD ist mit Vorsicht zu geniessen bzw. zu hinterfragen. Menschen mit einem Ein-Euro-Job und Leiharbeiter die nicht genügend verdienen um ihren Lebnsunterhalt zu finanzieren erscheinen in der Arbeitslosenstatistik nicht und sorgen somit für eine verzehrte Arbeitslosenquote!
  8. E F Luthi E F Luthi at 03.04.2016
    Nun, dieser Bericht ist auch mit Vorsicht zu geniessen. Dass der starke Franken 10'000 Arbeitsstellen gekostet hat ist auch nur teilweise richtig und berücksichtigt den Rückgang der Weltwirtschaft in keiner Weise. China, Brasilien, Europa schwächelt und kauft deshalb eben auch weniger von der Schweiz. Dass dies mit dem Loslösen des Frankens begründet wird, zeit wie politisch die ganze Sache wieder dargestellt wird - eben links. Warum wird nicht auch gesagt wie viele neue Stellen in derselben Zeit geschaffen wurden? Zudem einmal mehr; es ist nicht der starke Franken schuld, sondern der schwache Euro mit seiner unregierbaren EU. Im weiteren ist auch zu erwähnen, dass die Schweiz mehr aus der EU importiert als exportiert, also die Handelsbilanz zu Gunsten der Schweiz ausgefallen ist - eben wegen des schwachen Euros!!!
  9. ilona ilona at 04.04.2016
    Absolument aberrant, la decision d'un taux negatif, rien que cela impacte d'une maniere tres forte la quasi totalite des petits epargnants suisses. Il faut maintenant PAYER les banques, pour qu'elles puissent utiliser l'argent des epargnants afin de faire des investissements? Ridicule et debile. De plus, le manque a gagner du tourisme reduit a cause du franc 'fort' impacte, une fois de plus, les petits commercants. Toute la chaine est touchee en fait, du producteur et certainement au consommateur. Tres mauvaise decision!!! Arretez de jouer avec l'argent du contribuable!
  10. Ernst  Ruetimann , Trang Ernst Ruetimann , Trang at 07.04.2016
    Die Schweiz ist nur ein kleines Raedchen in der globalen Wirtschaft . Natuerlich hat die Aufhebung des festen Wechselkurses zum EURO die Finanzwelt schockiert , aber es gibt viele andere Faktoren , welche die heute missliche Lage der Weltwirtschaft mitbestimmen . So der Einbruch der Rohstoffpreise , der Rueckgang des Exportes von China , und anderes .
    Davon betroffen bin ich in zweierlei Hinsicht ; zum Einten der Wert meiner Aktien , die in dieser Rezession merklich nachgegeben haben ; und dann der festere CHF Wechselkurs , welche mir eine hoehere Rente in Thai Baht bescherrt .-
  11. Christophe Winkler Christophe Winkler at 07.04.2016
    The continued Euro weakness, possibly made worse by Brexit or another political or economic shock (poor capitalisation of European banks or Greece), could lead to Swiss franc at this rate or higher for a number of years. The labour force's flexibility (working longer hours for same pay or less shifts for pay cut) means that many jobs have been kept, but i worry that a longer term strong (v Euro) Swiss Franc will have a permanent impact on industry in Switzerland (especially at a time when global demand is slowing).
  12. D Hobiger D Hobiger at 11.04.2016
    I laud a speedier decision-making as to who may stay and who may not. I live in Australia and would be cautious about the idea of free legal representation for refugees. Here we have had that for years, with the result that some refugees have spent months, some even years in detention centres, always hoping that a 'no'-decision would be overturned. This has caused a lot of angst, mental disease and self-harming, fed by lawyers dangling the carrot of a wonderful life in Australia (although Australia suffers from increased unemployment, like most other coutries). In the end, everyone is frustrated: the refugees who wait for years and don't come in, and the Australians, because they are tarnished by the media as heartless, despite welcoming 1000s of refugees every year. The only happy ones are the lawyers who get paid handsomely out of the citizens' taxes. Personally, I would advocate for a speedier procedure, including free legal representation for ONE appeal only (and not hundreds ad eternum et ad nauseam).

Write new comment

La Redacción se reserva el derecho de borrar los comentarios discriminatorios, racistas, difamatorios o incendiarios y desactivar la función de comentario para este artículo.

Ha trascurrido más de un año desde que el Banco Nacional Suizo (BNS) abandonara el tipo mínimo de cambio frente al euro. La medida ha costado hasta...

Leer más

La misión del BNS es asegurar la estabilidad de los precios. Sin embargo, éstos han bajado desde que se abandonó el tipo mínimo o tipo de referencia....

Leer más

¿Qué orientación debe tomar la política de asilo en Suiza? El 5 de junio de 2016, el pueblo lo decidirá en las urnas. Los comicios forzados por la UDC...

Leer más

Gibt es ein Leben nach dem Tod? Wer weiss. Eines steht aber fest: Mit Sicherheit gibts einen lebendigen Tourismus nach dem Tod. Für Dahingeschiedene...

Leer más
Visto
17.03.2016

Arte actual del Tesino

¿Cuáles son las actuales tendencias del arte tesinés? Ésta es la pregunta a la que desde hace años trata de contestar el MASI de Lugano a través de...

Leer más
 

Auslandschweizer Organisation
Alpenstrasse 26
3006 Bern, Schweiz

tel +41 31 356 61 10
fax +41 31 356 61 01
revue@aso.ch